¿Por qué la crisis política en Sudán es importante?

Aunque el África subsahariana es la región más ignorada por la prensa occidental, uno de sus principales países, Sudán, salió del anonimato en abril pasado. Una revuelta popular pacífica iniciada en diciembre logró deponer al presidente Omar al-Bashir después de tres décadas de gobernar el país con mano de hierro. Una junta militar asumió el poder con vagas promesas de democratización que no convencieron a la oposición.

El conflicto entre ambas partes se agudizó progresivamente y estalló la semana pasada cuando un cuerpo paramilitar asociado al Ejército desalojó con gran brutalidad un campamento de protesta instalado en la capital desde hace casi tres meses. Las imágenes y cifras escalofriantes de la represión estatal volvieron a situar a Sudán en el mapa: más de 118 muertos y 500 heridos, además de 70 violaciones. ¿Por qué es importante la crisis de Sudán? Continua llegint

Anuncis

Nabil Karoui, el millonario “antisistema” que aspira a presidir Túnez

Nabil KarouiNo hay duda de que Nabil Karoui, el mayor magnate de la comunicación en Túnez, sabe construir relatos y venderlos. Después de casi dos décadas ofreciendo sus ideas para el beneficio de sus clientes -posee junto a su hermano la principal compañía de publicidad del Magreb- ahora ha decidido venderse a sí mismo. Su objetivo, anunciado esta semana, es convertirse en el próximo presidente de Túnez. De acuerdo con los últimos sondeos, no es una quimera. Medio año antes de los comicios, lidera las estimaciones de intención de voto con más del 30%. Karoui no cuenta con el apoyo de un partido político, sino con un arma aún más poderosa: Nessma, la televisión más vista del país.

A falta de un programa preciso, que un elenco de 40 eminencias grises está aún preparando, Karoui vende su biografía, sazonada con punzantes críticas a la clase política tunecina. A sus 55 años, pertenece a la saga de ricos empresarios con aspiraciones políticas que lanza a la población un mensaje muy simple: sé cómo ganar dinero, votadme, y os haré prosperar también a vosotros. Algunos lo comparan con el decano europeo de esta especie, Silvio Berlusconi. Curiosamente, su compañía Mediaset entró en el accionariado de Nessma en 2009. Continua llegint

Es probable una guerra entre EEUU e Irán?

Los paralelismos entre la situación actual de tensión entre Washington y Teherán y la que precedió a la invasión de Irak en 2003 son fáciles de trazar: un presidente de EEUU bravucón hace sonar los tambores de guerra contra un país de Oriente Medio con ingentes reservas de petróleo después de años de hostilidad mutua. De hecho, según una reciente encuesta, prácticamente la mitad de los estadounidenses consideran “probable” una guerra contra Irán en los próximos años.

Sin embargo, existen también notables diferencias entre ambos contextos. Irán no es un país débil y aislado en la escena internacional, como lo era el Irak de Sadam Husein en 2003. En caso de estallar una guerra, probablemente, Donald Trump no contaría con el apoyo de ningún país europeo, mientras que George Bush sí tuvo a su lado al Reino Unido, España y Polonia. Además, sin un trauma reciente como el que representó el 11-S, y con los demócratas habiendo aprendido la lección de sus errores respecto a Irak, no parece que Trump pueda dar por hecho un apoyo interno mayoritario. Continua llegint

El Barça de Messi

240px-Lionel_Messi_20180626Després de cada actuació majestàtica de Messi, la premsa esportiva sol parlar del “Barça de Messi”, ja que el geni argentí és sempre el fil conductor de l’equip durant els darrers anys. No obstant això, i encara que pugui semblar contradictori, o fins i tot injust, també les grans debacles europees porten el segell del menut “10”. El dia després del desastre de Liverpool, els ganivets més afilats apunten cap a Valverde. I no els falta part de raó. Havent vist el desenvolupament del primer partit, i com els devils van passar per damunt del Barça al Camp Nou, era temerari sortir amb la mateixa aliniació i estratègia a Anfield. Especialment arriscat era apostar per un Coutinho desdibuixat, malgrat ser el fitxatge més car de la història del Barça.

Ara bé, seria injust culpar només l’entrenador d’una desfeta indigna contra els suplents del Liverpool. Aquest any ni tan sols existeix l’excusa del cansament, l’argument més repetit després del ridícul de Roma. El Barça va tenir una setmana sencera de repòs. El Liverpool, menys de 72 hores. Quina és doncs l’explicació? Em temo que és una qüestió de caràcter. Aquest Barça és molt fragil anímicament i cau fàcilment en un atac de pànic en aquells partits a vida o mort contra els millors clubs d’Europa. Curiosament, aixó no li passa ni a la Lliga ni a la fase de grups de la Champions, on fins i tot quan camina sobre la corda fluixa, sap que a sota hi ha una xarxa. És a dir, un reguitzell de partits per esmenar qualsevol errada. Continua llegint

Al Sisi se blinda hasta 2030 con una reforma constitucional

En el Egipto del mariscal Abdelfatá al Sisi no hay margen para las sorpresas. El Parlamento egipcio aprobó el martes por una abrumadora mayoría la reforma constitucional que permitirá a Al Sisi permanecer en el poder hasta el año 2030. De acuerdo con la Constitución aprobada en 2014, el presidente debería abandonar el poder en 2022, tras cumplir dos mandatos de cuatro años. Sin embargo, en una férrea dictadura militar como la instaurada en 2013, un dócil legislativo puede siempre hacer un traje a la medida del implacable mariscal. Antes de entrar en vigor, las enmiendas deberán ser ratificadas en un referéndum popular que, según el diario Al Ahram, se celebrará entre los días 22 y 24 de abril.

La propuesta sobre el nuevo artículo 140 mantiene el límite actual de dos mandatos presidenciales consecutivos, pero amplia la duración de cada mandato de cuatro a seis años. Ahora bien, en un ejercicio de contorsionismo legal, una cláusula ad hoc alarga el actual mandato de Al Sisi a seis años, por lo que terminaría en 2024, y le permite presentarse a un tercer mandato. En la primera versión presentada al Parlamento, Al Sisi, de 64 años, habría podido gobernar hasta 2034, pues se le permitía ser reelegido dos veces más. Sin embargo, el texto fue modificado en la Comisión de Asuntos Legales. Continua llegint

El verdadero “invierno” árabe no era islamista, sino militar

Abdel_Fattah_el-Sisi-عبد_الفتاح_السيسي.jpegTúnez.-En parte de la prensa occidental, se puso de moda definir como “invierno islamista” el momento marcado por el ascenso electoral de partidos islamistas en las primeras elecciones posteriores a las llamadas “primaveras árabes”. En Túnez, Egipto y Libia las fuerzas islamistas fueron las vencedoras en las urnas en los albores del experimento post-revolucionario. El concepto reflejaba fielmente la aprensión de las cancillerías occidentales hacia los movimientos islamistas, incluidos aquellos moderados y con vocación institucional. Sin embargo, con la distancia de los ocho años pasados de aquel 2011 inconformista, parece evidente que el verdadero “invierno”, la verdadera amenaza contra el proceso de democratización, vestía un uniforme militar. Y Argelia y Sudán podrían acabar representando nuevos ejemplos de ello.

Si un actor ha conseguido ser hegemónico en el mundo árabe desde las independencias, sobre todo en los Estados constituidos en repúblicas, ha sido el Ejército. En algunos lugares, como Argelia, fue el resultado de una liberación nacional conseguida a través de una sangrienta guerra. En otros, como Egipto, la hegemonía militar se construyó sobre una institución robusta creada por la potencia colonial para sofocar los levantamientos nacionalistas o para asegurar el control de los puntos geostratégicos claves. El hecho de que muchos países fueran heterogéneos étnicamente, sin una identidad nacional propia, o bien sintieran como un trauma sus derrotas frente Israel dificultaron las instauración de regímenes democráticos y facilitaron la creación de Estados pretorianos. Continua llegint

La Lliga Àrab manté aïllada la Síria de l’Assad

Ni tan sols els enemics més ferotges del règim sirià qüestionen la seva victòria a la guerra civil que ha viscut el país àrab de fa vuit anys. El triomf de Baixar al-Assad no ha estat fàcil, com tampoc ho serà la seva reintegració a la comunitat internacional després d’haver comès una llarga llista de crims: bombardeig indiscriminat de poblacions indefenses, utilització d’armes químiques, execucions massives a les presons, etc. La culminació de la primera etapa de la normalització de Damasc és d’abast regional i es fa esperar. Ahir, la Lliga Àrab va evitar la seva readmissió en la seva cimera anual, celebrada a Tunis, mentre reafirmava el seu suport a la sobirania síria dels Alts del Golan, en contradicció amb la visió de l’administració Trump.

La pertinença de Síria a la Lliga Àrab va ser suspesa de forma temporal a finals de 2011 a causa de la brutal repressió dels manifestants, i s’esperava que es fes efectiva la seva reintegració a la cimera de Tunis, sobretot després que l’any passat diversos Estats àrabs iniciessin un procés de desgel. El president sudanès, Omar al-Baixir va ser el primer en visitar Damasc, i els Emirats Àrabs Units i Bahrein fins i tot van restablir les seves relacions diplomátiques amb el règim sirià. Tanmateix, la readmissió d’al-Assad ni tan sols va ser inclosa a l’ordre del dia de la cimera. “Encara no hi ha el consens suficient”, murmuraven diplomàtics àrabs en els passadissos del recinte de fires de Tunis. Continua llegint