Campaña internacional para la liberación del escritor Ahmed Naji

Con la finalidad de pedir su puesta en libertad, en más de una veintena de ciudades distribuidas por todo el mundo, hoy se celebrarán actos de lectura de las obras de Ahmed Naji, un escritor egipcio condenado a dos años de cárcel el pasado mes de febrero por la publicación de la novela Istijdam al-haya (“El uso de la vida”) que contiene pasajes en los que aborda de forma explícita el sexo y el consumo de drogas. La acción se suma a un amplio conjunto de iniciativas lanzadas durante los últimos meses en solidaridad con el autor, que este año recibirá el premio de la sección estadounidense de PEN, la organización que vela por la protección de los escritores acosados.

La historia de Naji pone de manifiesto la arbitrariedad de las autoridades egipcias bajo el régimen del mariscal Abdelfatá al Sisi, que gobierna el país árabe con puño de hierro desde hace más de dos años. La obra, que es autobiográfica, recibió la luz verde de la censura egipcia en 2014. Sin embargo, un ciudadano interpuso una denuncia argumentando que sufrió una “taquicardía y caída de la presión arterial” mientras leía un capítulo del libro reproducido en la revista de literatura Ajbar al Adab. Una primer fallo judicial, a finales del 2015, absolvió al escritor. No obstante, la fiscalía recurrió la sentencia, y una corte de casación le impuso la condena más grave posible. Naji ha pasado ya más de 80 noches en la temida prisión de Tora.  Continua llegint

“Las tribus del Sinaí son la solución para derrotar la filial del ISIS”

MSabry-CarnegieCouncilEntrevista a Mohannad Sabry

Analista especializado en el Sinaí

Después de varios años escribiendo investigando las dinámicas en la península del Sinaí, la base de operaciones de la filial del ISIS en Egipto, el galardonado periodista Mohannad Sabry decidió recoger sus experiencias en un libro. La decisión no era fácil, pues implicaba trasladarse fuera de Egipto, probablemente, durante un largo periodo. Para el Gobierno egipcio, el conflicto del Sinaí es un tema muy sensible. La prensa extranjera tiene prohibida la entrada a la zona, y los periodistas egipcios que no se se limitan a reproducir la narrativa del Ejército se arriesgan a ser procesados en un tribunal militar. Poco después de publicar la obra, “Sinai: Egypt’s Linchpin, Gaza’s Lifeline, Israel’s Nightmare”, las autoridades prohibieron su venta, confirmando los temores de Sabry.

Pregunta. ¿Cómo definiría a Wilaya Sina (Provincia del Sinaí), la filial egipcia del ISIS?

Respuesta. No creo que sea un grupo insurgente, porque no tiene un apoyo significativo entre la población de la península del Sinaí. Es un grupo terrorista, cuyas raíces datan de los años noveta, que lucha tanto contra el Estado como contra la población civil. De momento, ya ha asesinado a unos 300 civiles, acusados de colaborar con el Gobierno, además de centenares de policías y militares.

Ahora bien, eso no quita que la población no rechace al régimen actual. Pero saben que las consecuencias de una escalada violenta son nefastas. Si no se manifiestan públicamente contra el grupo es porque están aterrorizados. Continua llegint

El príncep que vol canviar l’Arabia Saudita

L’onada revolucionària de la Primavera Àrab va topar amb el robust mur de contenció de la monarquia saudita, un curiós regne que combina institucions medievals amb gratacels i tecnologia capdavantera. Tanmateix, fins i tot a Riad bufen vents de canvi. Després de dècades de governs marcats per la senectut, actualment l’home fort del règim és un jove príncep de 30 anys, Mohamed bin Salman. Fill del rei Salman, també octogenari, el príncep és ministre de Defensa i l’arquitecte d’un ambiciós pla presentat recentment que pretén posar fi a la dependència del petroli del país àrab, el primer productor mundial de cru.

L’ascens meteòric de Mohamed bin Salman s’ha desenvolupat sempre a l’ombra del seu pare i, com sol passar al regne saudita, ha vingut marcat per les inexorables lleis de la biologia. El 2009, poc després de graduar-se en dret en una universitat saudita, el jove Mohamed es va iniciar en l’àmbit de la política quan el seu pare, llavors governador de Riad, el va nomenar conseller. Dos anys més tard, Salman substituïa el seu difunt germà Sultan al capdavant del ministeri de Defensa, un càrrec en què continuaria comptant amb el seu fill favorit com a assessor. El 2015 la mort del rei Abdal·lah va comportar l’entronització de Salman i la conversió de Mohamed en el ministre més influent del govern, ja que acumulava les carteres de Defensa i de vice primer ministre. Continua llegint

La fragilidad del experimento tunecino

No es extraño que la visión que de un país tienen sus habitantes difiera de la percepción desde el exterior. Sin embargo, pocas veces la brecha entre ambas es tan grande como en el Túnez actual. Entre medios de comunicación y think tanks extranjeros, el pequeño país magrebí es descrito como la única historia de éxito de la Primavera Árabe, de la que ya fue inspiración inicial. En cambio, el estado de ánimo de los tunecinos es más bien sombrío, e incluso uno de sus periódicos más influyentes, La Presse, no duda en hablar de “depresión”. Como suele suceder, la realidad se halla entre ambos extremos.

Los logros conseguidos en Túnez durante el periodo post-revolucionario son bien conocidos, realzados a finales del 2015 con la concesión del Premio Nobel de la Paz al Cuarteto Nacional del Diálogo, integrado por las más potentes organizaciones de la sociedad civil del país. En estos cinco últimos años, en Túnez se han celebrado tres procesos electorales libres y transparentes -dos legislativos y uno presidencial-, se ha aprobado una Constitución democrática por consenso, y ya se ha producido un pacífico traspaso de poderes del Gobierno al principal partido de la oposición tras su victoria en las urnas. Además, el respeto a la libertad de expresión ha alcanzado un nivel inédito e incluso el Parlamento ha creado una comisión de la verdad para investigar los crímenes de la dictadura, siguiendo un modelo de justicia transicional. Continua llegint

Al Sisi “regala” dos islas del Mar Rojo al rey Salman

El Gobierno egipcio cedió el pasado sábado dos estratégicas islas situadas en el mar Rojo a Arabia Saudí durante la visita del rey Salman Ibn Abdulaziz a El Cairo. La noticia ha suscitado una fuerte polémica en Egipto, donde la oposición ha acusado al mariscal Abdelfatá al Sisi de compensar el respaldo económico que su régimen ha recibido por parte de la monarquía saudí con la renuncia de un territorio cuya soberanía estaba en disputa desde hace décadas. El mismo día, ambos líderes anunciaron la creación de un fondo de inversión común de más de 14.000 millones de euros, enésima inyección de capital saudí en Egipto desde el golpe de Estado de 2013 con el fin de mantener a flote su economía.

En contraste la pompa que está rodeando la visita, durante la que el rey Salman ha realizado un discurso ante el Parlamento y ha recibido un doctorado honorífico por parte de la Universidad de El Cairo, la difusión de la concesión de las islas de Tirán y Sanafir se hizo a través de un discreto comunicado de prensa del Ejecutivo egipcio sobre la “demarcación de las aguas territoriales” entre ambos países. “Este logro llega después de un duro trabajo que se ha prolongado durante seis años, y en los que ha habido 11 rondas de encuentros”, reza la nota. El pasado viernes, los dos mandatarios informaron de laconstrucción de un puente sobre el mar Rojo que unirá ambos países y que llevará el nombre del rey saudí. Continua llegint

Mercantilisimo político y muerte en Egipto

Giulio Regeni era un joven investigador italiano con un brillante futuro. A sus 28 años, cursaba un doctorado en Relaciones Internacionales en la prestigiosa Universidad de Cambridge. Tras haber pasado varios años aprendiendo la lengua árabe, había decidido realizar su tesis sobre los movimientos sindicales de Egipto. Su cadáver apareció en la cuneta de una carretera en las afueras de El Cairo nueve días después de su desaparición, el pasado 25 de enero. Según el fiscal egipcio Ahmed Nagi, su cuerpo sin vida ofrecía múltiples señales de haber sido torturado. Tras leer la autopsia, el ministro del Interior italiano, horrorizado, describió la violencia que sufrió Regeni como “inhumana, animal”. Reuters reveló que su calvario duró una semana entera.

Excepto el Gobierno egipcio y sus apologetas, pocos dudan de que el joven investigador murió a manos de los servicios de seguridad egipcios. Los brutales métodos de tortura que padeció coinciden con los centenares de casos documentados por las organizaciones de derechos humanos tanto locales como internacionales en las comisarías y cárceles del país árabe. Además, ningún grupo yihadista ha reivindicado su asesinato, que habría constituido una operación de enorme dificultad. No en vano, Regeni desapareció en el centro de El Cairo el día que se celebraba el quinto aniversario de la Revolución. Ante la previsión de protestas, aquel día los alrededores de la plaza Tahrir estaban tomados por las fuerzas de seguridad y repletos de informantes. Resulta impensable que pudiera ser abducido sin el conocimiento de las autoridades. Por si estos indicios no fueran suficientes, tres fuentes de seguridad egipcias confirmaron a The New York Times que Regeni fue arrestado aquel 25 de enero. Obviamente, el Gobierno egipcio lo niega. Continua llegint