La violencia sexual, una epidemia en las comisarías de Egipto

El Cairo.-Las fuerzas de seguridad egipcia utilizan de forma sistemática los abusos sexuales, incluida la violación, en las sesiones de torturas a las que sotmeten a los opositores al régimen, según ha denunciado la ONG Federación Internacional para los Derechos Humanos (FIDH) en un informe publicado el martes. La ONG asegura que el uso de la violencia sexual como arma política se ha intensificado sobre todo después del golpe de Estado del verano de 2013, ejecutado por el entonces ministro de Defensa y actual presidente, Abdelfattah al Sisi. Este fenómeno se añade al grave problema de acoso sexual que padecen las mujeres egipcias, y que ha sido recogido en numerosos informes, documentales e incluso películas.

Si bien los autores del informe reconocen que no poseen pruebas de la existencia de órdenes directas por parte de los altos mandos policiales para recurrir a las agresiones sexuales como estrategia, consideran que la profusión de esta práctica sugiere que al menos cuenta con la aprobación de las más altas instancias. “La escala de la violencia sexual que ocurre durante y después de las detenciones, la similitud de los métodos uusados y, en general, la impunidad de la que gozan los agresores señala a una estrategia política cínica destinada a reprimir a la sociedad civil y silenciar a la oposición”, ha declarado Karim Lahidji, presidente de la FIDH. Continua llegint

Las utopías del mariscal al Sisi

De las siete maravillas de la antigüedad, Egipto poseía dos. Aunque solo una sigue en pie: las pirámides de Giza. La otra, el legendario Faro de Alejandría, fue destruido por sucesivos terremotos entre los siglos X y XIV. El Gobierno egipcio busca ahora resucitar el célebre faro, que durante varios siglos fue el edificio más alto del mundo, construyendo una réplica lo más exacta posible. La obra se suma a una larga lista de ambiciosos proyectos planeados por el régimen del general Abdelfatá al Sisi, si bien la viabilidad de algunos suscita recelos.

El antiguo faro fue edificado durante el siglo III a.C —bajo el reinado ptolemaico—, en un pulcro mármol blanco. Se calcula que rozaba los 140 metros de altura. Más allá de la voluntad de construir la réplica en el emplazamiento original, los detalles del proyecto no están nada claros. “Aún no hay fecha prevista para el inicio de las obras o para su final. Tampoco se ha calculado de forma precisa su coste, que sufragará de forma íntegra una compañía china”, explica Mustafá Roshdy, responsable en Alejandría del Ministerio de Antigüedades, el encargado de ejecutar el proyecto, según revela el diario Youm7. Roshdy no pudo dar el nombre de la empresa china en cuestión; tampoco los “servicios” que contendrá el rascacielos. Continua llegint

Dios maldiga a los tatuajes

Uno de los tatuajes "revolucionarios" de Orne Gil

Uno de los tatuajes “revolucionarios” de Orne Gil

Justo ahora que acaba de reformar su apartamento, Orne Gil debe abandonarlo. Una vecina se ha quejado al propietario de sus actividades. Incluso en Zamalek, la exclusiva isla del centro de El Cairo sede de embajadas y lujosas villas, el tatuaje es un tabú. Esta virtuosa de la aguja y la tinta no se ha llevado una sorpresa. De hecho, transformar esta cerrada mentalidad es la razón de ser de su proyecto, Nowhere Land Tattoo. “Que pretende reivindicar esta manifestación artística allí donde ha sido rechazada por normas culturales, religiosas o políticas”, explica esta joven de 27 años.

Gil empezó su carrera en Padua hace unos cinco años. “De estudiante, trabajé de recepcionista en un estudio. Siempre me había gustado dibujar, así que cuando me ofrecieron ser aprendiz, lo probé y me fascinó”.

El principal obstáculo del tatuaje en Egipto es la interpretación más conservadora del islam, que recurre a un oscuro dicho atribuido al profeta Mahoma que no se encuentra en el Corán: “Que Dios maldiga a los tatuajes y a todos aquellos para quien son hechos”. Otros detractores señalan que el islam desaprueba cualquier modificación del cuerpo humano, por sí mismo, una perfecta creación divina. Continua llegint

Las ambiciones de al Sisi

Un póster de al Sisi en El Cairo con lema: "Amor por Egipto"

Un póster de al Sisi en El Cairo con lema: “Amor por Egipto”

Una vez rota la oposición y consolidado su régimen, el presidente egipcio, Abdelfatá al Sissi, ha dado vía libre a la expresión de sus ambiciones, ya sea de tipo doméstico o internacional. Pocos días después de presentar en la conferencia de inversores de Sharm el Sheik un proyecto faraónico para la construcción de una nueva capital en medio del desierto, Al Sisi embarcó al país en la aventura militar liderada por Arabia Saudita en Yemen. El rais egipcio se ha propuesto recuperar para Egipto el papel de potencia regional perdido durante las últimas décadas, una apuesta arriesgada para un país que todavía está sometido a unos enormes desafíos.

Casi 20 meses después del golpe de Estado, ya se puede afirmar que el período de efervescencia revolucionaria iniciado en 2011 ha llegado a su fin. En teoría, aún no ha concluido el proceso de transición delineado en la hoja de ruta del verano de 2013, a falta de la constitución del nuevo Parlamento. Sin embargo, el nuevo orden político parece ya plenamente consolidado. Y no sólo por la manifiesta incapacidad de sus oponentes para provocar la caída del Gobierno, sino porque sus orientaciones políticas iniciales se han ido reafirmando. Entre ellas, la supresión de cualquier voz disidente y la conversión de la lucha antiterrorista en la principal lógica legitimadora del tiempo político. Continua llegint

Egipto recupera obras saqueadas tras la primavera árabe

El Cairo.-La operación llamada “La maldición de la momia”, lanzada por las autoridades estadounidenses en 2010, ha resultado ser toda una bendición para Egipto. Gracias a las pesquisas del departamento de Inmigración y Aduanas de EEUU, el gobierno egipcio ha podido recuperar 135 piezas de gran valor arqueológico que habían sido robadas por mafias especializadas en el contrabando de antigüedades. Entre las obras salvadas del expolio, figuran varias estatuillas, monedas y un valioso sarcófago que data de hace más de 2.300 años. La mayoría pertenecen al último periodo del Antiguo Egipto, sobre el año 600 a.C. La entrega ha coincidido con la recepción ayer de otros 240 objetos arqueológicos interceptados en Francia.

Las obras fueron entregadas a las autoridades egipcias en una ceremonia celebrada el pasado miércoles en la National Geographic Society de Washington. “Nos estamos coordinando con las organizaciones internacionales encargadas de la preservación del patrimonio histórico para combatir el robo y la destrucción de los objetos históricos”, declaró Olfat Farah, la responsable del Departamento de Relaciones Culturales en el ministerio de Asuntos Exteriores egipcio. Continua llegint

Los conflictos en el mundo árabe disparan el flujo de pateras

El Cairo.-Desde Yemen hasta Libia, pasando por Siria e Irak, el mundo árabe es una región martirizada por graves conflictos bélicos. Las revueltas populares iniciadas en 2011 —la primavera árabe— hicieron saltar por los aires unos alambicados equilibrios políticos que reposaban sobre experimentadas autocracias, desatando descarnadas luchas de poder. Todo ello se ha traducido en una marea de refugiados que huyen de las zonas en guerra y que se ha sumado a la migración más tradicional proveniente del África subsahariana.

El gran aumento en el número de personas que intentan llegar a las costas italianas desde el norte de África se produjo entre 2013 y 2014, según la Organización Internacional de las Migraciones (OIM), que detalla que en primer año fueron unas 60.000 personas y que se disparó a 170.000 un año después. La principal explicación es el deterioro de la situación en Siria y en Libia, principal punto de partida de las pateras hacia Italia. Continua llegint

Oman, la “Suïssa” d’Orient Mitjà

Una foto del sultan Qabús a l'entrada del suq de Muscat

Una foto del sultan Qabús a l’entrada del suq de Muscat

Muscat.-Mentre el sol s’amaga rere les muntanyes, mitja dotzena de turistes posen por una foto de grup davant la tanca metàl·lica que protegeix el llampant palau presidencial del sultà d’Oman, situat només uns metres més enllà. La presència policial és mínima en tot el complex, i els pocs agents presents mostren una actitud distesa. Aquesta postal és inèdita avui en qualsevol altre país del Pròxim Orient, una regió martiritzada per guerres civils, sagnants contrarevolucions i l’assot del jihadisme. Amb quatre milions d’habitants i en un territori de la mida d’Itàlia, Oman és una illa de calma en un mar de conflictes.

És per aquesta estabilitat política, per la seva neutralitat al tauler geoestratègic regional i pel seu benestar econòmic que el país àrab s’ha guanyat el sobrenom de la Suïssa del Pròxim Orient. En bona part, aquesta privilegiada situació s’ha d’agrair al seu líder, el sultà Qaboos bin Said, autèntic pare de l’Oman modern. Quan el mandatari va agafar les regnes del país el 1970, era un dels més endarrerits del món, sense una xarxa de carreteres, i hi estaven prohibits alguns estris bàsics de la vida moderna, com la ràdio. Avui figura entre els països amb un índex de desenvolupament humà elevat, segons l’ONU.

“La meva era una família de pescadors, com la de la majoria dels habitants de la costa. Dúiem una vida molt humil. El país ha canviat molt”, recorda Fadel Abderazzi, un beduí de mitjana edat originari d’una petita ciutat a l’estret d’Ormuz que es guanya la vida fent excursions per als turistes. Als anys 80, el sultà Qaboos va seleccionar els estudiants més brillants de cada poble i ciutat, i els va pagar els estudis a l’estranger. Calia construir un país modern des de zero. Continua llegint