Túnez aprueba una ley histórica contra la discriminación racial

IMG_0591

Una exhibición de Stambeli, un género musical practicado por los esclavos

A pesar de las agrias riñas entre partidos y la confusión que domina el panorama político, la transición tunecina se marcó la noche del martes un nuevo hito: la aprobación de una ley que castiga todo tipo de discriminación racial. La legislación, que ha suscitado cuasi la unanimidad en el Parlamento, es una vieja reivindicación de los tunecinos negros y de las organizaciones de derechos civiles, que han tenido que luchar durante años contra la opinión buena parte de la sociedad que niega la existencia de un grave problema de racismo. Al igual que sucede con otras leyes definidas como históricas o pioneras, como la de castiga la violencia de género, ahora el reto será su verdadera aplicación.

“Hoy es el día más feliz de mi vida desde la Revolución. Es el primer paso para compensar décadas de discriminación contra la minoría negra en Túnez”, comenta Huda Mziudet, una periodista e investigadora tunecina que ha tenido que cargar con el doble estigma de ser una mujer negra y velada. “He estado luchando contra la negacionismo [a la existencia de racismo] desde mis años en la universidad, en los noventa, durante la dictadura de Ben Ali, cuando criticar esta situación era considerado “un acto subversivo”, añade Mziudet. Si bien no existen estadísticas oficiales, algunos cálculos estiman que aproximadamente un 15% de la población tunecina es negra, y la mayoría reside o tiene sus orígenes en el sur del país, cerca de la frontera libia. Además, hay que añadir la existencia de miles de trabajadores y estudiantes subsaharianos. Continua llegint

Anuncis

El otoño del príncipe saudí Bin Salman

Túnez.-El ascenso al poder del príncipe herederdo de Arabia Saudí, Mohamed Bin Salman, podría ser tan fulgurante como estrepitosa su caída. Sus mismas apuestas políticas que hace unos meses eren calificadas como “audaces” por una parte de la prensa occidental, ahora parecen más bien precipitadas y temerarias. En todos los frentes, el económico, el político y el diplomático, el príncipe, más conocido por sus iniciales MbS, ha sufrido un revés tras otro. En los mentideros de Oriente Medio, algunos analistas incluso apuntan que peligra su futuro como monarca del país, una vez fallezca su veterano y achacoso padre, el rey Salman Ibn Abdelaziz, de 82 años.

La estrategia de MbS para gobernar el país se basaba en una vieja fórmula: lanzar una serie de reformas económicas y sociales para modernizar el país, controladas siempre desde palacio, al mismo tiempo que incrementaba la represión de todos aquellos sectores que podrían serle hostiles. Incluidos, los príncipes rivales dentro de su dinastía. Y todo ello, al mismo tiempo que aplicaba una agresiva política exterior destinada a elevar el perfil de potencia regional del país árabe, marcando su autonomía respecto a su tradicional protector, los EEUU. Con su “revolución”, el príncipe Bin Salman quería apelar directamente a su generación, es decir, al 70% de la población con menos de 30 años -MbS tiene 32-. Continua llegint

Túnez discute la paridad en la herencia y abolir el último vestigio de la sharia

Túnez.-Después de una tregua de casi cuatro años, el debate indentitario vuelve a dominar la vida política en el Túnez post-revolucionario. El presidente Beji Caïd Essebsi reabrió el cisma entre “modernistas” y “conservadores” el pasado 13 de agosto, Día de la Mujer en el país magrebí, al expresar su apoyo a una iniciativa para establecer la paridad entre ambos sexos en las cuestiones de herencia. Este es uno de los únicos ámbitos del ordenamiento jurídico tunecino en el que todavía rige la sharia o ley islámica. Preocupados por la pérdida este símbolo de la identidad islámica de la nación, los sectores más conservadores de la sociedad han iniciado una campaña en todo el país para impedir el éxito de la iniciativa.

La paridad en la herencia es una de las principales recomendaciones elaboradas por una Comisión de juristas creada por el propio Essebsi el verano pasado para adecuar la legislación del país en materia de derechos y libertades a la nueva Constitución democrática aprobada en 2014. En su informe, los expertos proponían también la abolición de la pena de muerte, en vigor si bien bajo una moratoria, y del llamado “artículo 230”, que tipifica como delito la homosexualidad y lo castiga con una pena de cárcel de hasta tres años. Asimismo, la Comisión sugería modificar diversas leyes relativas a la tutela de los hijos para garantizar la igualdad entre hombres y mujeres. Continua llegint

Túnez ya cuenta con la primera alcaldesa electa de una capital árabe

20180428_130027

Abderrahim durante un mitin

La ambiciosa ley de paridad de género que rigió las elecciones municipales celebradas en Túnez el pasado 6 de mayo, las primeras en democracia, ya está dando sus frutos. Aunque todavía no se han constituido los 350 consejos municipales, de momento, más de 50 pueblos o ciudades ya cuentan con una alcaldesa. Entre ellas, la capital, Túnez, la mayor urbe del país con más de 700.000 habitantes. Su sheija al-baladiya es Suad Abderrahim, una ejecutiva de 53 años que lideró la lista del partido islamista moderado Ennahda. Abderrahim no es solo la primera alcaldesa de la historia de Túnez, sino la primera mujer escogida en las urnas para dirigir una capital árabe.

“Ofrezco esta victoria a las mujeres de mi país, a toda la juventud y a Túnez”, ha declarado Abderrahim la mañana de este martes, visiblemente emocionada poco después de una votación que mantuvo la intriga hasta el último momento. Ennahda fue el partido más votado en los comicios, pero se quedó lejos de la mayoría absoluta al obtener 21 de los 60 concejales. Finalmente, la flamante política se hizo con 26 votos frente a los 22 de su principal adversario, Kamel Idir, del partido conservador Nidá Tunis, con el que Ennahda forma una “gran coalición” en el Gobierno nacional. En la victoria de Abderrahim fue clave la abstención de las dos principales fuerzas de izquierdas del país, el Frente Popular y el Tayyar Democraty en la segunda ronda de votaciones. Continua llegint

Els set pecats de l’independentisme

Des del passat 20 de setembre, la política catalana viu instal·lada en una mena de muntanyes russa. Després de la DUI simbòlica del 27-O, va venir l’aplicació del 155, l’arrest o exili del govern, les eleccions del 21-D, les complexes negociacions per formar un nou govern … Massa emocions com per fer una reflexió serena dels “fets d’octubre”, i del camí seguit pel “procés” fins ara. Tanmateix, veient l’estat en el que es troba el país -presos polítics, societat tensionada fins els seus límits, Generalitat tutel·lada-, és necessari que tothom faci autocrítica. És a dir TOTS els partits i moviments polítcs, independentment de la seva ideologia. També, és clar, el sobiranisme. Aquí va el meu granet de sorra. Només si aprenem dels propis errors podrem ser capaços de construir un país millor.

1) Partidisme: Des de l’inici del “procés”, els líders dels partits independentistes han gastat tanta energia o més a controlar-se entre ells que ha portar a bon port el projecte comú. Hi ha hagut moments on el partidisme ha estat tan evident que ha amenaçat a desmobilitzar la base. En bona part, aquesta és la causa de la mala gestió del post-1O que ens ha portat on som. En un moment tan tanscendental, les lluites partidistes haurien de restar aparcades. Com es pot acusar a altres partits, com els Comuns, de “tacticisme” en una qüestió tan transcendental com els drets nacionals de Catalunya quan els propis partits independentistes fan el mateix? Continua llegint

¿Ayunar o no ayunar? La cuestión de las selecciones musulmanas en el Mundial

Este no es el primer año en el que un gran evento deportivo sucede durante o en los estertores de Ramadán, el mes sagrado de ayuno para los musulmanes. Sin embargo, pocas veces antes la cuestión de si los deportistas musulmanes deben cumplir o no esta exigente obligación religiosa había echo correr tantos ríos de tinta. No en vano, ninguna competición despierta tantas pasiones como un Mundial, y en la presente edición participan hasta seis países de mayoría musulmana: Egipto, Irán, Senegal, Marruecos, Túnez y Arabia Saudí. Todo un desafío no solo para sus seleccionadores, sino también para sus máximas autoridades religiosas.

En la mayoría de países, el mes de Ramadán se inició la noche del 16 de mayo y terminará, probablemente, el dia 14 de junio tras la puesta de sol. Como el calendario islámico es lunar, no empieza un nuevo mes hasta que se avista la luna nueva. Por tanto, las fechas exactas no se conocen con antelación. En este periodo, los fieles deben abstenerse de comer, beber, y mantener relaciones sexuales durante las horas diurnas. El ayuno ha representado una complicación en la preparación del Mundial para las seis selecciones musulmanas en liza, y en el caso de Arabia Saudí, podría afectar también su debut en la competición: el jueves frente al anfitrión en el partido inaugural. Continua llegint

Mohamed Salah, el dios de los parias

A pesar de mover cifras de dinero vertiginosas, en su concepción, pocas disciplinas hay tan igualitarias como el fútbol. Y no solo en el mundo del deporte. Las únicas herramientas necesarias para perfeccionar el estilo son un balón, tres postes (o en su defecto dos piedras) y una pequeña explanada. Al alcance de incluso de los niños que revolotean descalzos por los campos de arroz de los humildes pueblos del delta del Nilo. Como Nagrig, donde hace 25 años nació el egipcio Mohamed Salah, nuevo dios del fútbol que avanza con paso firme hacia un panteón reservado desde hace una década a dos divinidades supremas, Leo Messi y Cristiano Ronaldo.

Esta ha sido una temporada bendita para Salah. El chico ya apuntó maneras en la Roma, pero cuando se incorporó el pasado verano al Liverpool, nada hacía presagiar que batiría el récord de dianas de la Premier con 32, sería nombrado el mejor jugador del torneo y llevaría a los reds a la final de la Champions. Sin embargo, ningún gol le ha hecho más feliz que el que clasificó a Egipto para un mundial 28 años después, marcado en el último minuto del partido decisivo contra Congo. Continua llegint