Toque de atención a Túnez por los abusos en la lucha antiterrorista

Túnez.-En un plazo de un par de semanas, tres organizaciones internacionales (la ONU, Amnistía Internacional y Abogados Sin Fronteras) han publicado sendos informes críticos con la política antiterrorista de las autoridades tunecinas. En sus textos, lamentan que en Túnez, el único país árabe que ha sido capaz de culminar su tránsito a un sistema democrático, los cuerpos de seguridad y los tribunales hayan violado los derechos humanos de los sospechosos de pertenecer a grupos terroristas, lo que representa una marcha atrás hacia los tiempos del dictador Ben Alí. El Gobierno tunecino, por su parte, ha respondido a las críticas asegurando que se trata de “casos aislados”.

Ben Emmerson, un alto cargo de la ONU especializado en política antiterrorista, abordó en su visita al país magrebí el tratamiento a los nacionales retornados de zonas de conflicto. “Me han informado que unos 1.500 individuos se hallan involucrados en procesos por actos terroristas. Menos de un 10% han sido sentenciados, y el resto se ven privados de libertad durante largos periodos sin haberlos encontrado culpables de ninguna ofensa”, afirmó en un comunicado en el que también se declaraba “particularmente preocupado” por la situación en la cárcel de Mornaguia, a la que tuvo acceso. El centro no cumple los estándares internacionales mínimos y el número de reclusos supera en un 150% su capacidad. Continua llegint

El mundo árabe, una nación futbolística

A medida que se acercaban las ocho de la tarde, hora de inicio de la final de la Copa de África entre Egipto y Camerún, iban desapareciendo las sillas libres en un bar popular del centro de la capital tunecina. Los más tardones se tuvieron que conformar con ver el partido de fútbol de pie desde la calle. Dentro, el aire era cada vez más denso y cargado, pocos eran los clientes que no daban ávidos sorbos a una shisha, o pipa de agua. Una explosión de alegría y aplausos quebró la tensión inicial gracias el gol de Mohamed Elneny que ponía a “los faraones” por delante en el marcador.

Al comienzo de la segunda parte, Camerún empezó a achuchar la portería del incombustible Essam al-Hadary —a sus 44 años, el último héroe de Egipto—, y el ambiente se fue tornando cada vez más sombrío en el bar. Empate en el minuto 59, y desenlace cruel a falta de dos minutos para el final. “¡Un robo, ha sido un robo!”, se desgañitaba un adolescente con un peinado psicodélico sentado en primera fila. El locutor estrella de Al Yazira —tunecino, por cierto— también acusó con vehemencia al árbitro de no haber visto una clarísima mano de Vincent Aboubacar. Sin embargo, la prensa internacional vio en la misma jugada un golazo del delantero camerunés, que soltó un certero latigazo después de un acrobático control con el pecho. Continua llegint

La Kadisha, el valle sagrado del Líbano

img_9856

Imagen de Bsharri

Bsharri.-En una apacible tarde de otoño en el valle de la Kadisha, es fácil olvidar que uno se encuentra menos de 30 kilómetros de la tragedia siria, en el mismo mundo árabe desgarrado por el extremismo islámico. Salpicado por incontables cruces de madera y hornacinas con figuras de la Virgen en su interior, este cañón abrupto compite en iglesias por capita con la mismísima Roma. No en vano, al abrigo de sus escarpadas montañas, prosperó durante siglos la confesión cristiana maronita, embrión identitario de la idea de Líbano, territorio de frontera entre Oriente y Occidente.

Además de esconder en sus entrañas decenas de grutas dedicadas a vírgenes y santos, ermitas e iglesias excavadas en la roca de sus más remotos rincones, los montes de la adusta Kadisha atesoran también la más formidable reserva de cedros de Líbano, símbolo de este diminuto país en peligro de extinción. Su principal pueblo, Bsharri, fue cuna y sepultura de Khalil Gibran, el poeta libanés más célebre a nivel internacional, y por eso, es sede de un interesante museo dedicado a su figura. Belleza natural, historia y cultura se funden en estos parajes sagrados para los maronitas, donde reposan los restos de una veintena de patriarcas. Una excursión ideal para un largo fin de semana, sobre todo para los amantes del trekking.

Continua llegint

Angustia en Túnez por sus desaparecidos en el Mediterráneo

rashida

Rashida Beji en la oficina de Terre pour Tous

“Me he intentado suicidar dos veces, todavía sufro de depresión y me estoy medicando. A menudo, tengo la sensación de no poder respirar”, explica Henda Baccouche, de 54 años y madre de cuatro hijos. El menor de ellos, Helmy, de 21 años, desapareció en septiembre del 2012 tras subirse a una patera rumbo a Italia. Rashida Beji, una mujer de unos azulísimos ojos tristes y ataviada con un hiyabgranate, cuenta una historia parecida: “No tengo noticias de mi hijo desde que se marchó a Italia, en 2011″. Estas mujeres, angustiadas pero aún esperanzadas, representan el rostro humano que eclipsan las estadísticas de la tragedia del Mediterráneo.

La ONG tunecina Terre pour tous (Tierra para todos) agrupa a las familias de decenas de jóvenes cuyo rastro se perdió en un incierto viaje en el Mediterráneo. La mayoría de sus miembros son mujeres, que durante los últimos cinco años no se han cansado de manifestarse periódicamente frente al Ministerio de Asuntos Sociales de Túnez. Reclaman a las autoridades de su país que esclarezcan qué sucedió con sus familiares, desaparecidos tras embarcarse clandestinamente hacia las costas europeas, una ruta de la muerte en la que han fallecido 5.083 migrantes durante 2016, el año más mortífero hasta la fecha, según la Organización Internacional de las Migraciones (OIM). En 2017, la agencia de la ONU ya ha contabilizado 254 víctimas mortales. Continua llegint

La joventut tunisiana s’aboca a l’art

fb_img_1483012451820

Jihed Khmeri en plena actuació

Tunis.-Els colonitzadors francesos van dissenyar l’Avinguda Bourguiba de Tunis, situada al cor de la ciutat, amb la voluntat de recrear els Camps Elisis de París. Tanmateix, i malgrat ser la seu de les botigues de roba de marca internacional, el passeig té un caràcter eminentment popular més que no pas exclussiu. La Bourguiba recorda més aviat la Rambla de Barcelona abans de la seva invasió pel turisme de masses. Fins fa poc, només li mancava una cosa: els músics i altres artistes de carrer. Durant la dictadura de Ben Alí, estava prohibit tocar al carrer, i els que h feien, s’arriscaven a acabar a la presó. Per primera vegada, ja es veuen cercles de gent apreciant l’art informal. El país va recuperant el pols de la vida, sobretot en l’àmbit cultural.

L’Avinguda Bourguiba, seu del teatre nacional però també del temut ministeri de l’Interior, va ser un dels escenaris principals de la Revolució del 2011. Aquella pulsió contestatària, que va desencadenar per contagi la Primavera Àrab, va ser protagonitzada sobretot pels joves. No obstant això, amb una tasa d’atur juvenil propera al 40%, la joventut no se sent la principal beneficiària de la revolta. El compromís social i politic ha deixat pas al desencant, un cop la classe política tradicional s’ha atrinxerat al poder. Avui, sis anys després d’aquell asombrós 14 de gener que va deixar al món bocabadat, bona part de les energies aquesta generació rebel i somniadora s’han canalitzat cap a l’art. Aquests en són quatre exemples en disciplines diferents. Continua llegint

¿Restaurará Trump el antiguo orden en Oriente Medio?

Túnez.-La inesperada victoria de Donald Trump en las elecciones estadounidenses ha suscitado reacciones muy diferentes en Oriente Medio, la región más convulsa del mundo y en la que un cambio de política de la única superpotencia mundial puede provocar mayores consecuencias. En algunos barrios, Trump genera aprensión. En otros, esperanza. En todos, altas dosis de expectación, ya que su política exterior permanece un enigma. En su campaña, el magnate, poco versado en la política internacional, no dedicó demasiado tiempo a las cuestiones internacionales. Y cuando lo hizo, se contradijo a menudo, sin presentar una visión clara de su política hacia la región.

Entre los analistas, es un lugar común afirmar que el margen de maniobra de un nuevo presidente en el ámbito internacional es más restringido de lo que él cree como candidato. El peso de las diversas agencias e intereses es enorme. Sin embargo, habrá que ver si también es así con un personaje tan excéntrico como Trump. En todo caso, a medida que va configurando su equipo de asesores, algunos rasgos parecen claros: despreocupación por la defensa de los derehos humanos; una voluntad de cooperar con Rusia en la región; y situar como gran prioridad la lucha contra el Estado Islámico, y probablemente, contra el islamismo político en general. ¿La realpolitik de Trump provocará un retorno al orden autoritario previo a la Primavera Árabe? Continua llegint

El inexorable ciclo de la violencia en Egipto

En su más popular best-seller, El edificio Yacobian, el escritor egipcio Alaa Aswani incluye un personaje, el joven Taha, que se acaba conviertiendo en un vengativo yihadista después de haber sido torturado y violado en una comisaría de policía. La obra denunciaba el peligroso ciclo de la violencia engendrado en Egipto por los crueles métodos utilizados por las fuerzas de seguridad en su lucha contra los grupos extremistas durante los años noventa. Tras la Revolución de 2011, pareció que el país árabe quería hacer borrón y cuenta nueva respecto a las prácticas y la mentalidad de la dictadura de Hosni Mubarak. Sin embargo, la pulsión de cambio de la plaza Tahrir fue solo un instante pasajero. El país árabe ha vuelto al pasado en su versión más brutal.

La policía egipcia ha atribuido el atentado contra el complejo catedralicio de San Marcos de hace un par de semanas, que se ha cobrado la vida de 26 personas y que fue reivindicado por el autodenominado Estado Islámico, a Mahmoud Shafik, un estudiante de 22 años. Según informó el Ministerio del Interior, el chico fue arrestado en 2014 en una manifestación de protesta contra el golpe de Estado contra el presidente islamista Mohamed Morsi. Continua llegint