El Cairo, cementerio de automóviles

Un viejo Mercedes en la calle Tahrir

Un viejo Mercedes en la calle Tahrir

En una ciudad tan cargada de historia como El Cairo, cada era ha ido dejando una huella en sus calles. Lo mismo sucede con algunos de sus actuales ciudadanos que, de forma involuntaria y descoordinada, han creado un formidable Museo del Automóvil al aire libre. O quizás, mejor podríamos decir un cementerio.

Esparcidos por las calles de la capital egipcia, reposan miles de coches abandonados. Ruedas desinchadas, chapas desvencijadas, y varios dedos de polvo. Son como viejos juguetes de los que un niño se cansó. La mayoría son utilitarios añejos y humildes pero, sorprendentemente, también los hay de elegantes: Mercedes, Audi, Cadillacs … vestigios de un esplendor pasado. ¿Por qué yacen sus esqueletos en la calle? ¿Por dejación de sus propietarios? ¿O quizás por el descuido de unos familiares ante la muerte repentina de un anciano conductor? Continua llegint

Egypt, back to the future

IMG_2838In addition to his scientific theories, Albert Einstein left us several brilliant quotes. Among them, this great definition of what insanity is: “doing the same thing over and over again and expecting different results”. Unfortunately, it seems the Egyptian elite has not paid much attention to Einstein’s wise advice.

Almost a year and a half after the coup d’Etat that deposed Mohamed Morsi, the “new Egypt” looks so much like the old one that it is difficult to find many differences between them. The Muslim Brotherhood has become again the “public enemy number one”. There is a façade of democracy, while independent political parties are crushed. The so-called “demonstration law” plus the upcoming antiterrorist law grant the police more or less the same repressive tools that the old “state of emergency”. And of course, the “rais” used to wear military garb before he exchanged it for the suit and the sunglasses. The current regime is just more brutal because the population became less docile after the 2011 Revolution. Continua llegint

“Los ulemas tenemos una gran responsabilidad en la lucha contra EI”

IMG_7447El Cairo.-La Universidad de Al Azhar, la principal institución teológica del islam suní, ha organizado esta semana en El Cairo una conferencia para denunciar y combatir la ideología yihadista. Al evento acudieron más de 600 clérigos musulmanes y prelados de las iglesias cristianas de Oriente Medio. En su comunicado final, los asistentes califican la violencia del Estado Islámico y otros grupos yihadistas contra civiles como “crímenes contra la humanidad”, e instan a todos los Gobiernos e instituciones religiosas a unir esfuerzos para derrotarlos.

Esta universidad, fundada en El Cairo en 970 por el Imperio Fatimí, está considerada una de las instituciones teológicas más antiguas y prestigiosas del islam suní. La influencia de sus fatuas, o edictos religiosos, traspasa las fronteras de Egipto. Paladín de una escuela de pensamiento moderada, conocida como wasatiya, Al Azhar se ha desmarcado desde hace tiempo del extremismo islámico. Mohamed Mahmud Hamish, de 48 años de edad, graduado en Ley Islámica en esta institución y actual vicedirector, insiste en una entrevista con EL PAÍS durante esas jornadas en la responsabilidad de los representantes religiosos en la lucha contra el Estado Islámico.

Pregunta. ¿Qué medidas proponen para confrontar el yihadismo?

Respuesta. Es necesario hacer llegar a toda la sociedad la interpretación verdadera de la religión musulmana, y dejar claro que quienes la utilizan para justificar su violencia son unos mentirosos. Los ulemas, los clérigos musulmanes, tenemos una gran responsabilidad en la lucha contra el Estado Islámico. Nuestra obligación es clarificar conceptos como yihad o califato que son tergiversados por los terroristas. Por ejemplo, la yihad solo se puede declarar como acto defensivo ante una agresión y la debe proclamar la autoridad gobernante, no lo puede hacer cualquier individuo. Continua llegint

El islam oficial denuncia los “crímenes bárbaros” del Estado Islámico

El Cairo.-Más de 600 clérigos musulmanes y prelados de las iglesias cristianas de Oriente Próximo participaron ayer en la primera jornada de una conferencia internacional para combatir las raíces religiosas de la ideología yihadista. El evento, celebrado en El Cairo, está patrocinado por la Universidad de Al Azhar, la principal institución teológica del islam suní.

Cairo.-En su discurso inaugural, el gran imán de Al Azhar, Ahmed Tayeb, denunció los “crímenes bárbaros” del autodenominado Estado Islámico (EI), la milicia yihadista que controla una amplia franja de territorio en Siria e Irak. “Bajo el manto de esta religión sagrada, se han dado a sí mismos el nombre de Estado Islámico en un intento de exportar su falso islam, (…) que se basa en la masacre, la decapitación y la expulsión de los que discrepan”, dijo el clérigo, que añadió que factores políticos y económicos, además del religioso, explican el ascenso de grupos como el EI. Continua llegint

Mubàrak, absolt de l’assassinat de manifestants

Un cartell amb la foto de Mubarak i altres dictadors a Tahrir el 2011

Un cartell amb la foto de Mubarak i altres dictadors a Tahrir el 2011

El Caire.-Ahir a la tarda uns centenars de joves es van aplegar als voltants de la plaça Tahrir i s’hi van trobar gasos lacrimògens, tancs i filats. Era l’escenari central d’una revolució que va fascinar el món el 2011, i de la qual ja no en queda res. Ni tan sols un cap de turc. Unes hores abans un tribunal havia exonerat el dictador Hosni Mubàrak de qualsevol responsabilitat en la mort de centenars de manifestants en aquella revolta popular que va posar fi al seu govern autocràtic de més de tres dècades. La contrarevolució engegada amb el cop d’estat del 2013 i orquestrada per l’actual president, Abdel Fatah al-Sissi, assolia així el seu punt culminant.

El dictador ja havia sigut condemnat a cadena perpètua per aquests mateixos càrrecs el 2012, però un tribunal de cassació va declarar nul el procés i va ordenar-ne la repetició. A les famílies de les víctimes ni tan sols els va quedar el consol d’una condemna exemplar contra Habib al-Adli, l’últim ministre de l’Interior de Mubàrak, o per als sis alts càrrecs policials que ahir també van seure a la gàbia dels acusats. Tots van ser absolts, com ho havien sigut anteriorment la resta d’agents acusats per la repressió de les protestes. Continua llegint

Mubarak absuelto, la Revolucion enterrada

Un poster de Mubarak colgado en una calle del Cairo islámico

Un poster de Mubarak colgado en una calle del Cairo islámico

El Cairo.-Casi cuatro años después de que la emblemática plaza de Tahrir hipnotizara al mundo desafiando y derrotando en un pulso a Hosni Mubarak, el autócrata que gobernó Egipto con puño de hierro durante tres décadas ha sido exonerado de toda responsabilidad por la muerte de centenares de manifestantes durante las protestas de 2011. Con su sentencia exculpatoria, un tribunal de El Cairo ha certificado hoy la defunción de la revolución y el triunfo de la contrarrevolución orquestada por el rais Abdelfatá al Sisi, el general que ejecutó un golpe de Estado en verano de 2013 contra el islamista Mohamed Morsi, el primer presidente egipcio elegido democráticamente.

A los familiares de las víctimas no les ha quedado ni tan siquiera el consuelo de una condena ejemplar al último ministro del Interior de Mubarak, Habib al Adly, y a seis altos cargos policiales. Todos ellos han sido absueltos, como lo fueron todos los agentes que se habían sentado antes en el banquillo de los acusados por el asesinato de más de 850 manifestantes en la revolución. Aquella matanza, como la de Raba al Adawiya, el campamento islamista desalojado brutalmente en el verano de 2013, permanecerá impune. La condena a cadena perpetua dictada contra Mubarak en 2012 por estos mismos cargos, y posteriormente anulada por un tribunal de casación, pasará a la historia como un espejismo de justicia transicional.

La posible libertad de Mubarak desvela un proceso judicial caótico
Tras la sesión, Mubarak, de 86 años de edad, fue trasladado de nuevo en helicóptero a una clínica militar del barrio cairota de Maadi. Allí cumple una condena de tres años de cárcel por malversación de fondos públicos dictada el pasado mes de mayo a causa de su estado de salud presuntamente delicado. En aquel proceso, fueron igualmente condenados sus vástagos, Alá y Gamal. En cambio, los tres Mubarak también han sido exculpados este sábado de los cargos de enriquecimiento ilícito por el contrato de exportación de gas a Israel a un precio inferior al del mercado internacional. Continua llegint

Fracasa la “insurrección islamista” en Egipto

La capital egipcia amaneció este viernes convertida en una ciudad fantasma. En las calles de algunos barrios casi se veían más miembros de las fuerzas de seguridad que peatones. Había expectación, y sobre todo miedo, ante la convocatoria de lo que los opositores del Frente Salafista, un grupo ultraconservador, denominaron “insurrección islamista”, el primer intento de movilización masiva por parte de la oposición islamista en varios meses. Sin embargo, la concurrencia en las protestas fue exigua, lo que muestra que el Gobierno del presidente Abdelfattá al Sisi posee ya un control absoluto de la calle unos 16 meses después del golpe de Estado que derrocó al presidente islamista Mohamed Morsi. Durante este periodo, más de 40.000 personas han sido detenidas por participar en protestas y ha habido más de 2.500 víctimas mortales.

El balance de esta jornada no fue muy diferente al de cualquier otro viernes, convertido en el día tradicional de las protestas tras el estallido de las revueltas árabes en 2011. Los partidarios de Morsi organizaron pequeñas manifestaciones en barrios periféricos de El Cairo y en sus feudos de varias provincias. La dispersión de una marcha en el distrito cairota de Matariya se saldó con la muerte de tres manifestantes, según declararon fuentes policiales a la agencia Reuters. Por otro lado, dos soldados fallecieron como consecuencia de dos atentados contra puestos de control, uno en El Cairo y el otro en la provincia de Qailibuia, elevando a cinco la cifra de víctimas mortales de la jornada.

Continua llegint