Un premio de consuelo para una temporada desastrosa

Paseo marítimo de Hammamet

Paseo marítimo de Hammamet

Al caer la noche, están desiertas las calles del casco antiguo de Hamamet, un pintoresco pueblo de la costa tunecina rodeado de bellas playas y hoteles de lujo. Los últimos meses han sido especialmente duros para el sector turístico y derivados, que representan hasta el 15% del PIB de Túnez. “El atentado contra el Museo del Bardo en marzo nos dejó tocados. Y luego el de Susa, en junio, nos remató”, lamenta Mohamed un enjuto vendedor de una tienda de souvenirs con más de 26 años de experiencia en su trabajo. “Aparte de los residentes extranjeros, estos son los primeros que han entrado en la tienda en todo el día”, dice señalando a un grupo de turistas valencianos que muestra interés por sus chales.

“Es como si nos hubiera golpeado un desastre natural”, le secunda Lotfi, el responsable del comercio adjunto. En el atentado yihadista del Museo Nacional del Bardo murieron 21 personas, y en el de Susa, localidad situada a unos 60 kilómetros de Hamamet, otras 38, todos extranjeros. Los ataques representaron todo un mazazo para un país que parecía resguardado de las masacres que azotan a otros países de la región tras la Primavera Árabe, de la que Túnez fue cuna. El Gobierno estima la caída del turismo este año en un 20%, pero otras estimaciones lo cifran en más del 50% si se toman en cuenta solo los meses de verano. En consecuencia, el PIB crecerá este año sólo alrededor del 0,5%, muy lejos del 2,8% registrado en 2014.

No obstante, durante los últimos días, el sector ha encontrado un motivo para la esperanza: la concesión del Premio Nobel de la Paz al Cuarteto Nacional para el Diálogo, cuatro instituciones de la sociedad civil que desempeñaron un papel clave para llevar a buen puerto el proceso de transición a la democracia. “Aquí, en Hamamet, nos pusimos locos de alegría. En el mundo entero se hablará de Túnez por una razón positiva, y a la gente se le olvidarán los atentados. Los turistas pronto volverán”, comenta Lotfi con una sonrisa de oreja a oreja.

Artículo publicado en el diario EL PAIS el día 23-10-2015

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s