Yemen pide la continuación de la intervención hasta la “rendición” huthí

El Cairo.-En su intervención en la cumbre anual de la Liga Árabe que se celebra en la ciudad egipcia de Sharm el Sheij, el presidente yemení, Abdrabbo Mansur Hadi, ha pedido a la coalición liderada por Arabia Saudí que mantenga su operación militar contra los Huthí hasta forzar su “rendición”. El conflicto en Yemen, que se ha intensificado las últimas horas con renovados bombardeos, se ha convertido en el asunto central de la cumbre de la organización pan-árabe, junto con la propuesta de crear una fuerza militar unificada de respuesta rápida para enfrentarse a las nuevas amenazas regionales, como la irrupción del Estado Islámico (EI) y la creciente influencia de Irán.

El presidente Hadi, que fue desalojado del poder a través de un golpe de Estado el pasado mes de febrero, exhibió una actitud desafiante en su discurso en la cumbre de la Liga Árabe, a la que asistieron numerosos jefes de Estado, como el rey saudí, Salman Ibn Bin Abdel Aziz. Hadi pidió el mantenimiento de los bombardeos aéreos inciados el pasado jueves hasta que las milicias Huthis se retiren de las provincias que ocupan, y arremetió contra Irán por pretender “destruir Yemen”. Además, tras agradecer a la comunidad internacional su apoyo a “la legitimidad y estabilidad de su país”, hizo una llamada a la población a manifestarse masivamente en todo el país para expresar su apoyo al gobierno que lidera.

Yemen, el país árabe con una menor renta per cápita, se ha sumado a la lista de países que padecen una confrontación civil interna en Oriente Medio, una región en llamas cuatro años después del estallido de las revueltas bautizadas como la Primavera Árabe. La crisis actual se inició el pasado mes de septiembre, cuando las milicias Huthis, una rama del chiísmo a la que pertenece aproximadamente un tercio de la población, ocuparon militarmente Sanaa, la capital del país.

Durante los últimos días, los Huthis habían lanzado una ofensiva militar para hacerse con Adén, segunda ciudad más importante del país y refugio del presidente Hadi. A causa de su vínculos con Irán, gran rival de Arabia Saudí por la hegemonía del Golfo Pérsico, Riad percibió este movimiento como una amenaza a su seguridad y lanzó una campaña de bombardeos contra posiciones Huthies que contó con el apoyo militar de varios países de la región, además del respaldo político de Washington. El rey Salman aseguró ayer que la operación “Tormenta decisiva” continuará hasta que Yemen se convierta en un país “estable y seguro”. Fuentes del gobierno saudí declararon a Reuters que estaba previsto que la ofensiva se alargara durante un mes, pero que podría llegar a durar medio año.

En su intervención en la cumbre de Sharm el Sheij, el secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon, dijo “tomar nota” de que la intervención militar se produjo a petición del presidente legítimo del país. Ahora bien, reiteró su visión de que la crisis actual solo se puede resolver a través del diálogo político facilitado por su enviado especial para Yemen, Jamal Benomar. “Es mi ferviente esperanza que en esta cumbre de la Liga Árabe, los líderes van a fijar unas líneas claras de actuación para resolver pacíficamente la crisis en Yemen”. La ONU decidió ayer evacuar todo su personal del país árabe ante la escalada de las últimas horas.

Por su parte, el presidente egipcio, Abdelfatá al Sisi, que ejerce de anfitrión, expresó su apoyo a la formación de una fuerza militar unificadaformada por los miembros de la organización panárabe. La idea, que el propio al Sisi ya sugirió hace varias semanas, cuenta con el apoyo de varios Estados influyentes, como Arabia Saudí. Sin embargo, habida cuenta del largo historial de divisiones internas y de las buenas relaciones de algunos país con Teherán, como Iraq, parece difícil que la propuesta suscite la unanimidad suficiente como para figurar en la declaración final, prevista para el domingo, segundo y último día de la cumbre.

Mientras los líderes árabes negociaban en Egipto, los combates entre las milicias Huthís y las fuerzas leales al presidente Hadi se intensificaron en Yemen. Según informó la agencia AFP citando a responsables del ministerio de Sanidad, los enfrentamientos han provocado durante los últimos tres días la muerte de al menos 70 personas en Adén, donde se produjo la explosión de un arsenal de armas perteneciente al ejército del país. En lugar de volver a Adén, presidente Hadi ha abandonado este sábado la cumbre con rey saudí rumbo a Riad.

Artículo publicado en EL PAIS el día 28-03-2015

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s