La calle árabe también se opone al ataque a Siria

El Cairo.-Uno de los puntos fuertes de la campaña presidencial de Barack Obama en 2008 era su apuesta por mejorar la imagen de EEUU en el exterior, y muy especialmente en Oriente Medio. Cinco años después, la reacción de la calle árabe a su decisión de atacar Siria pone de manifiesto su absoluto fracaso en este propósito. Ni tan siquiera la inquina que suscita Bashar al Assad en buena parte de la opinión pública ha podido eclipsar el profundo anti-americanismo que se respira en la región, recelosa de cualquier intervención de la superpotencia.

La tradicional desconfianza hacia la política exterior de Washington se ha multiplicado tras la Primavera Árabe por la incapacidad de Obama de adoptar una política coherente hacia Oriente Medio que satisfaga a sus principales actores. Probablemente, esta era una misión imposible habida cuenta de las tensiones y rivalidades que ha desatado este tumultuoso periodo de cambios.

Egipto es un buen ejemplo de ello. Ni entre los partidarios ni entre los detractores de los Hermanos Musulmanes Obama goza de una buena imagen, lo que abrió la puerta a la mediación de la UE en el conflicto que vive el país. Tanto en los mentideros políticos como en las calles de El Cairo cuesta mucho encontrar a alguien que apoye la aventura siria del presidente estadounidense.

“En Siria han muerto ya más de 100.000 personas, y ahora, de repente, EEUU dice que quiere atacar al régimen de al Assad. ¿Qué hay detrás de esa intención?. El bien del pueblo sirio, seguro que no”, comenta Ahmed Refaq, un jubilado que conversa con un amigo suyo sentado frente a la puerta de su casa. “El ataque a Siria obedece al plan de Washington de dividir y debilitar la región para dominarla, y así extraer sus recursos. Esa es su estrategia para el gran Oriente Medio”, opina Abdul Hadi, respondiendo a la pregunta de su amigo.

En la región, muchos continúan evaluando la posición de Washington bajo el prisma del conflicto entre israelíes y palestinos. “A Obama, lo que más le preocupa es el bienestar de Israel. Y el ataque a Siria es una advertencia a Irán por su programa nuclear”, sostiene Alaa, un joven que regenta un quiosco en el centro de la capital egipcia. “América quiere proteger los intereses de Israel, y que sea la única potencia en la región con armas de destrucción masiva. De ahí su interés de controlar Siria y sus armas químicas”, escribe en la web de la cadena Al Yazira un lector bajo el nombre de Amin Alá.

Aunque no existen sondeos sobre una operación militar de castigo al ejército sirio por haber utilizado armas químicas, algunas encuestas realizadas hace meses sobre una hipotética intervención extranjera ofrecen unas conclusiones contundentes. Por ejemplo, sólo un 5% de jordanos apoyaría una intervención armada en Siria, mientras un 60% de egipcios y tunecinos incluso se oponían a que EEUU proporcionara armamento a los rebeldes sirios. El recuerdo de la guerra de Irak aún pesa, y mucho.

Con la excepción de los opositores sirios, la mayoría de comentarios en las redes sociales y las páginas webs árabes es contraria al ataque. “La opinión pública árabe permanece dividida sobre qué hacer con Siria, pero es mayoritariamente hostil a una intervención militar de EEUU, independientemente de la posición en otros asuntos. La única cosa que parece unir a un público intensamente dividido y fragmentado es el rechazo a la intervención de EEUU”, escribe el investigador Marc Lynch en su último artículo para la revista Foreign Policy.

En la opinión publicada, existe una mayor diversidad de posiciones, si bien también predominan las opuestas al bombardeo estadounidense. El hecho de que buena parte de los medios panárabes tengan su sede en los países Golfo Pérsico, cuyos gobiernos sí apoyan el ataque, ha facilitado la difusión de artículos favorables a ella. En una carta abierta dirigida a Obama y publicada en la web de Al Arabiya, el columnista Násser al Sarami le advierte que esta es “su última oportunidad” para restaurar su credibilidad. “Golpee a los yihadistas y al régimen asesino … Señor Obama, francamente, no nos queda otra opción que usted”, reza el texto.

Así pues, en esta ocasión el sentir de la calle árabe se corresponde al expresado por la mayoría de sus gobiernos. A pesar de los esfuerzos de Arabia Saudita y Catar, el pasado domingo la Liga Árabe no respaldó a Obama en su plan de atacar Siria, y se limitó a pedir a la comunidad internacional una “respuesta contundente” al uso de armas químicas contra la población. Egipto lideró el bando de los países reacios a dar luz verde a Washington, que incluyó también a Líbano, Algeria e Irak.

Artículo publicado en EL PAIS el día 12-09-2013

One thought on “La calle árabe también se opone al ataque a Siria

  1. Obama ha canviado como un calcetín del derecho al revés. No quiero hacer juicios de él en particular porque me imagino que gobernar un país tan grande como EEUU debe ser complicadísimo, pero lo que eran alegrías a nivel internacional el día de su elección, se han ido ensombreciendo a medida que han pasado los años. Se diría que el Obama de 2013 no es el que salió elegido en las urnas.
    Es verdad que no gobierna solo, y que las opiniones de su gabinete deben pesar y mucho, pero ésto pasa en cualquier país.
    Por lo que respecta a Oriente Medio ha sido un fracaso su gestión con los países que lo componen a excepción de Israel sobre el que tiene puesta su mirada.
    Siempre hay tiempo de rectificar, y hacerlo es de sabios, en el tema de Siria y en muchos otros, pero le veo muy empecinado en ir adelante, aunque ha disminuído un poco su intención de intervenir ya, hablando más del papel de la diplomacia.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s