“La represión es la estrategia equivocada para derrotar al islamismo”

20120622_140024(0)Entrevista con Tarek Shalabi

Bloggero y activista de izquierdas

-¿Apoyó el golpe de Estado contra Morsi?

No, estoy radicalmente en contra de que el Ejército se inmiscuya en la política. Yo participé en las movilizaciones previas al golpe, las del 30 de junio, porque creía que la política de Morsi iba contra los principios y demandas de las revolución, sobre todo aquellas referidas a la justicia social. Ahora bien, para conseguirlas era necesario que las protestas hubieran escalado, se hubieran iniciado huelgas y un movimento de desobediencia civil que hubiera forzado a Morsi a dimitir. Quién echó a Morsi fue el Ejército, y ellos son ahora quienes tienen el poder.

-¿Cree que su posición es compartida por la mayoria de revolucionarios de Tahrir?

No, muchos están a favor del golpe de Estado, que ellos ven como una nueva ola revolucionaria. La sociedad está profundamente dividida entre quienes apoyan al Ejército y a los Hermanos Musulmanes. Somos pocos los que rechazamos a los dos y lo decimos públicamente. Estamos agrupados en torno a una movimiento difuso llamado “La Tercera Plaza”, que ha organizado varias manifestaciones en el barrio de Aguza.

Sin embargo, mucha de la gente que apoya a unos o otros lo hace porque no ve una alternativa, no porque esté totalmente de acuerdo con ellos. Y eso es un fracaso nuestro, de los revolucionarios progresistas, por haber sabido llegar al pueblo. Pero hay que decir que no es fácil luchar contra el poder de los medios de comunicación que están lavando el cerebro a la gente para que apoye al Ejército.

-¿Cuál es la agenda de verdadera al-Sissi?

Defender sus intereses y privilegios. El Ejército selló un acuerdo con la Hermandad el año pasado creyendo que serían capaces de controlar el país y traer la estabilidad. No hay que olvidar que las Fuerzas Armadas poseen muchas empresas. Se habla de hasta un tercio del PIB. Pero Morsi no cumplió las expectativas, y en los últimos meses se multiplicaron las manifestaciones y huelgas. Entonces fue cuando el Ejército decidió derrocarlo para implantar un sistema fascista. Y en ello estamos.

-Después de la detención de Badie, ¿considera que los Hermanos Musulmanes están muertos?

No, la estrategia del Ejército para destruirlos es la opuesta. En el corto plazo, los debilita, pero en el largo, los fortalece. El golpe fue una pena también porque estábamos a punto de derrotar políticamente el islamismo, de demostrar al pueblo que su proyecto político era un fracaso, que no tienen soluciones a los problemas de la gente. Pero ahora, a causa de la represión, todos sus militantes y simpatizantes están cerrando filas en torno a la organización y ya no se cuestionará su gestión.

-¿Qué es lo que quieren realmente los militares?

Una especie de pseudo-democracia tutelada que mantenga sus intereses, de forma que sea siempre la misma elite la que controla el país. Y creo que es posible que en el corto plazo consigan sus objetivos. Ahora tienen mucho apoyo, pero lo irán perdiendo. El hecho de que la gente se haya acostumbrado a salir a la calle y movilizarse me hace ser optimista de cara al futuro.

Entrevista publicada en La Tercera el día 21-02-2013

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s