No hay derechos para Morsi

El Cairo.-Las organizaciones de derechos humanos presentes en Egipto se muestran preocupadas por la falta de tranparencia y de garantías en los procesos legales abiertos contra el ex presidente Mohamed Morsi, sus consejeros, y otros líderes de los Hermanos Musulmanes. Según la agencia oficial de noticias, el pasado viernes un tribunal imputó a Morsi diversos cargos, entre ellos los de conspiración y espionaje por sus vículos con la milicia palestina Hamás.

“No se están respetando los derechos del ex presidente Morsi. Continúa sin tener acceso a un abogado, está incomunicado en un lugar desconocido y su familia no le puede visitar”, declaró a El PAIS Diana Elthaway, la responsable de un equipo de Amnistía Internacional desplazado a Egipto. “Al menos él sabe cuáles son los cargos que le imputan, pero varios de sus asesores llevan más de tres semanas detenidos sin que se hayan presentado cargos contra ellos”, añade.

Según Elthaway, existe una sospecha razonable de que los procesos legales contra buena parte de la cúpula de la Hermandad representan un “ajuste de cuentas” de las nuevas autoridades, y tienen una motivación política. El caso de Abdel Moneiem Abdel Maqsud, el más prominente abogado de la cofradía, es especialmente siginificativo. “Abdel Maqsud fue arrestado en la prisión de Tora, donde había acudido para proporcionar asistencia legal a varios líderes. Él era el encargado de coordinar su defensa, por lo que su detención dificulta la tarea”, dijo la abogada.

Desde que fuera detenido el pasado 3 de julio, tan sólo una delegación formada por Mohamed Faiq, un ex miembro del Consejo Nacional de Derechos Humanos y Náser Amin, director de una organización panárabe que vela por la independiencia judicial, han recibido la autorización para reunirse con Morsi. No obstante, el líder islamista declinó hablar con ellos, y envió a uno de sus asesores, Rifá Tahtawi. Según informaron tras la reunión, Morsi se encuentra bien de salud y no está recibiendo “presiones”.

Sin embargo, la agencia de noticias AP asegura que el ex presidente ha sido sometido a interrogatorios diarios, alguno de hasta cinco horas de duración, por parte de los servicios de inteligencia militar. En los interrogatorios, Morsi habría sido cuestionado sobre varias de sus decisiones y sus relaciones con entidades extranjeras, pero también sobre el funcionamiento interno de los Hermanos Musulmanes, lo que sugiere que las nuevas autoridades podrían estar recabando información para abrir un proceso legal contra la cofradía. El reportaje, que sólo cita fuentes anónimas, afirma que Morsi se encontraría fuera de El Cairo, y que desde su arresto, habría sido trasladado de un recinto perteneciente al ministerio de Defensa a otro en al menos tres ocasiones. Anteayer, el ministro de Defensa, Mohamed Ibrahim, apuntó que Morsi podría ser trasladao en breve a la prisión de Tora, la misma que aloja a Hosni Mubarak.

Artículo publicado en el PAIS el día 29-07-2013

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s