The smell of a conspiracy in Egypt

I am not a big fan of conspiracy theories. Rather the opposite, I tend to be quite dismissive of them. However, one is chasing me since last Friday. Suddenly, that day I remembered an interview I conducted on February 9th with Abdullah Kamal, the architect of Shafiq’s presidential campaign and former leader of the NDP (Mubarak’s political party). Kamal made a bizarre prediction: Morsi would fall in a few months forced by the army and the mobilization of people in the street. At the time, I did not take that seriously. But I remember being struck on his smile and his confidence while describing such an unlikely scenario. Six months later, those words have another value. Was it just a matter of coincidence?

The official version argues that the army took the decision to remove Morsi after seeing the big demonstrations of June 30th, and fearing a descend into a civil war. I suspect that this narrative is not complete. Here it is the list of things that make me feel suspicious that there is something more:

-The sudden talk of “civil war”: In the first two weeks of June, Egypt experienced some clashes between supporters of the Muslim Brotherhood and the opposition. The toll was not very high. However, on June 21st the army warned about the possibilities of a “dark tunnel of conflict”, and gave a one-week ultimatum to the “politicians” in order to solve their differences. Otherwise, the army would step in. Few days later, Al Azhar went a step further, and issued a communique speaking of “civil war”. At the time, all this gloomy warnings seemed an exaggeration. They still do. Not even now Egypt is heading to a civil war. Those warnings, were just extreme caution or was there anyone interested in creating a sense of alarm?

-The street violence: The organizers of the June 30th protests, were very careful to prevent any kind of violence in their marches. Ahmed Maher, the leader of the April 6 Movement, told me that they had convinced the “Black Block” movement to avoid carrying any “direct action” that day. And indeed, the demonstrations were peaceful. However, at night, a group of people tried to storm the central headquarters of the Muslim Brotherhood. It was a very nasty battle. They were a lot, well armed, and seemed organized. That evening, other offices of the Brotherhood were torched in several cities in the north. Was all this violence really spontaneous? Were they really “revolutionaries” or “baltaguiya” (Egyptian word for paid thugs)? One thing we know for sure is that the police was not there to protect the headquarters, or to prevent any of the clashes between alleged pro and anti-Morsi supporters that took place those days. Who was interested in those days being violent and chaotic?

-The success of “tamarrud”: The founders of “tamarrud” are a group of idealist young revolutionaries, who claim to have gathered 22 million signatures against Morsi, which is almost half of the adult population in Egypt. We knew that secular parties like Doustour had helped them. However, they are almost absent from rural Egypt. Did NDP patronage networks also provide some help?

Mubarak-era businessmen were not specially happy with the new regime. Thanks to the NYT, we know that Naguib Sawiris -the richest Egyptian tycoon- gave “tamarrud” publicity through his TV networks. They also got some help from the army. With its statements on June 21st and July 1st , the armed forces created a sense of expectation that pushed many people to the streets. Unlike previous unsuccessful demonstrations, people felt this time that Morsi could really fall. And they took the streets. Was all this spontaneous?

-The oil and electricity crisis: The weeks before June 30th Egypt went through a serious oil and electricity crisis. The lack of oil provoked big lines of cars and trucks in front of gas stations, while power cuts were acute all over the country. Both problems disappeared suddenly after the coup d’etat. It is possible that a sense of paranoia before June 30th increased the demand of oil. And it is also possible that the energy-saving measures launched in May explains the end of power outages … Or maybe there is something else to this sudden and notable improvement? It is well-known that the state bureaucracy was hostile to the rule of the Muslim Brotherhood, a group that less than two years before the government was fighting.

-The role of al-Sissi: Thanks to excellent reports by AP and the NYT, we can have an idea of Morsi’s last hours in office. One of the most intriguing aspects of these pieces is the role played by the minister of Defence, Abdelfattah al-Sissi. Both agree on the defiant attitude that Morsi adopted when dealing with the protests. However, he seemed ready for a compromise the last day. Then, al-Sissi said it was too late. We also know that al-Sissi tried to reassure Morsi about some decisions that suggested a coup may be coming. In fact, until he was arrested, the president did not think the man he appointed in August would turn against him. We also know that the intelligence services withheld information to Morsi about army deployments before the coup. Did al-Sissi lead Morsi on? When did he really decide to overthrow Morsi, before or after June 30th ? Were the intelligence services on board?

The essence of the notion of conspiracy is the existence of a secret plan designed by a set of actors with a shared purpose. We will never probably know if there was a conspiracy in Egypt to overthrow Morsi, since those involved would have no incentives to reveal it. In fact, the events of Egypt’s “Revolution 2.0” could have perfectly unfolded as they did without any planning and cooperation. There were many actors who were interested in his downfall and they could have acted on their own to undermine the presidency: the police, the intelligence services, media tycoons, state bureaucracy, the Grand sheikh of Al Azhar, businessmen with links to the former regime … even the Gulf countries, which released billions of dollars to Egypt as soon as the Brotherhood left. The big question is whether there was some sort of coordination among them, which would not be very difficult since most of them are linked through personal connections.

Having said al this, I don’t think of Morsi as a victim. As I wrote in a recent post, he was the main responsible for his fall. Had he governed with a little wisdom, the conspiracy, if there ever was one, would not have succeeded.

6 thoughts on “The smell of a conspiracy in Egypt

  1. A ver, estas divagaciones no son tuyas majete. Esto se publico en NY times hara ya una semana. Me parece vergonzoso que agora vengas de analista. Llevas ya bastante tiempo dejando claro que aunque vivas en egipto no te estas enterando demasiado bien de lo que sucede. Esto es una vergüenza. Hay gente que se puede tragar esto, pero cuidado que hay otra tanta que sabe lo que escribis algunos.

    • Carlos (si es que ese es tu nombre), que yo sepa, el NYT no ha sacado ningún artículo hace una semana diciendo nada parecido. Los artículos que me han ayudado en esta reflexión están enlazados. Veo que tu IP es de El Cairo. Así que si, quieres, un día podemos quedar y me muestras ese artículo del NYT al que te refieres.

  2. Encuentro muy intersante lo que Ricard cuenta en ‘The smell of a conspiracy in Egyp’. Es un punto de vista que sólo alguien que está ahí en Egipto y sigue muy de cerca los acontecimientos puede aportar. Otra cosa es que a algunos les guste más o menos y no encuentren otra forma de argumentación que un intento injustificado y no documentado de desacreditar al autor ¿o es que la entrevista a Abdul Khamal que cita se la inventó o la leyó en algún sitio? Las personas que seguimos el blog ‘Mosaic Oriental’ y conocemos ya de antes del inicio del blog cuál es la trayectoria de Ricard sabemos de su solvencia y profesionalidad. Algunos hechos son bien conocidos pero creo que el hilo conductor que se establece en el texto arrancando de la predicción de Abdul Khamal, es muy clarificador.

  3. Traducció del Google

    El olor de una conspiración en Egipto
    Publicado el 11 de juliol 2013
    Yo no soy un gran fan de las teorías de conspiración. Más bien todo lo contrario, tiendo a ser muy desdeñoso de ellos. Sin embargo, uno me está persiguiendo desde el pasado viernes. De repente, ese día me acordé de una entrevista que realicé el 9 de febrero con Abdullah Kamal, el arquitecto de la campaña presidencial de Shafiq, y el ex líder del NDP (partido político de Mubarak). Kamal hizo una predicción extravagante: Morsi caería dentro de unos meses forzado por el ejército y la movilización de la gente en la calle. En ese momento, yo no lo tomé en serio. Pero recuerdo haber sido golpeado por su sonrisa y su confianza al describir un escenario tan poco probable. Seis meses más tarde, esas palabras tienen otro valor. Era sólo una cuestión de coincidencia?

    La versión oficial sostiene que el ejército tomó la decisión de eliminar Morsi después de ver las grandes manifestaciones del 30 de junio, y el temor a un descenso en una guerra civil. Sospecho que este relato no es completa. Aquí está la lista de las cosas que me hacen sentir sospechas de que hay algo más:

    -La charla repentina de “guerra civil”: En las dos primeras semanas de junio, Egipto experimentó algunos enfrentamientos entre partidarios de los Hermanos Musulmanes y de la oposición. La cifra no es muy alta. Sin embargo, el 21 de junio el ejército advirtió sobre la posibilidad de un “túnel oscuro del conflicto”, y le dio una semana ultimátum a los “políticos” con el fin de resolver sus diferencias. De lo contrario, el ejército se paso pulg Pocos días después, Al Azhar fue un paso más allá, y emitió un comunicado habla de “guerra civil”. En ese momento, todos estos lúgubres advertencias parecen una exageración. Todavía lo hacen. Ni siquiera ahora Egipto se dirige a una guerra civil. Esas advertencias, eran precaución extrema o había cualquier persona interesada en la creación de un sentido de alarma?

    -La violencia en las calles: Los organizadores de la 30 ª protestas de junio, fue muy cuidadoso para evitar cualquier tipo de violencia en sus marchas. Ahmed Maher, el líder del Movimiento 06 de abril, me dijo que había convencido al movimiento “Bloque Negro” para evitar llevar cualquier “acción directa” de ese día. Y, en efecto, las manifestaciones fueron pacíficas. Sin embargo, por la noche, un grupo de personas intentó tomar por asalto la sede central de la Hermandad Musulmana. Fue una batalla muy desagradable. Eran mucho, bien armados, y parecían organizada. Esa tarde, otras oficinas de la Hermandad fueron incendiados en varias ciudades del norte. Fue toda esta violencia muy espontánea? ¿Eran realmente “revolucionarios” o “baltaguiya” (palabra egipcia para matones pagados)? Una cosa que sabemos con certeza es que la policía no estaba allí para proteger la sede, o para evitar que alguno de los enfrentamientos entre presuntos partidarios pro y anti-Morsi que tuvieron lugar esos días. ¿Quién estaba interesado en esos días siendo violento y caótico?

    -El éxito de “tamarrud”: Los fundadores de “tamarrud” son un grupo de idealistas jóvenes revolucionarios, que afirman haber recogido 22 millones de firmas en contra de Morsi, que es casi la mitad de la población adulta en Egipto. Sabíamos que los partidos seculares como Doustour les habían ayudado. Sin embargo, están casi ausentes de las zonas rurales de Egipto. Quizás redes clientelares NDP también proporcionan un poco de ayuda?

    Hombres de negocios era de Mubarak no estaban especialmente contentos con el nuevo régimen. Gracias al New York Times, sabemos que Naguib Sawiris, el más rico magnate egipcio-dio publicidad “tamarrud” a través de sus cadenas de televisión. También nos dieron un poco de ayuda del ejército. Con sus declaraciones sobre el 21 de junio y 01 de julio, las fuerzas armadas crearon un sentido de expectativa que llevó a muchas personas a la calle. A diferencia de las manifestaciones anteriores fallidos, la gente sentía este tiempo que Morsi realmente podría caer. Y tomaron las calles. ¿Era todo esto espontáneo

    -La crisis del petróleo y la electricidad: La semana antes del 30 de junio Egipto pasaron por un aceite de graves y crisis eléctrica. La falta de aceite provoca grandes filas de automóviles y camiones en frente de las estaciones de servicio, mientras que los cortes de energía fueron agudas en todo el país. Ambos problemas desaparecieron repentinamente después del golpe de Estado. Es posible que un sentido de la paranoia antes del 30 de junio se incrementó la demanda de aceite. Y también es posible que las medidas de ahorro de energía lanzado en mayo se explica al final de los cortes de energía … ¿O tal vez hay algo más que esta mejora repentina y notable? Es bien sabido que la burocracia estatal era hostil a la regla de los Hermanos Musulmanes, un grupo que menos de dos años antes de que el gobierno estaba luchando.

    -El papel de al-Sissi: Gracias a las excelentes informes de AP y el New York Times, podemos tener una idea de las últimas horas de Morsi en el cargo. Uno de los aspectos más interesantes de estas piezas es el papel desempeñado por el ministro de Defensa, Abdelfattah al-Sissi. Ambos están de acuerdo en la actitud desafiante que Morsi adoptó cuando se trata de las protestas. Sin embargo, parecía listo para un compromiso el último día. Luego, al-Sissi dijo que era demasiado tarde. También sabemos que al-Sissi intentó tranquilizar a Morsi sobre algunas decisiones que sugerían un golpe puede venir. De hecho, hasta que fue detenido, el presidente no cree que el hombre que él nombró en agosto se volvería contra él. También sabemos que los servicios de inteligencia ocultado información a Morsi acerca de las implementaciones del ejército antes del golpe. ¿Acaso al-Sissi lleva Morsi en? ¿Cuándo realmente deciden derrocar Morsi, antes o después del 30 de junio? ¿Los servicios de inteligencia a bordo?

    La esencia de la idea de la conspiración es la existencia de un plan secreto diseñado por un grupo de actores con un propósito compartido. Nosotros probablemente nunca sabemos si hubo una conspiración en Egipto para derrocar Morsi, ya que los implicados no tendrían incentivos para revelarlo. De hecho, los acontecimientos de de Egipto “Revolución 2.0” podrían tener perfectamente desplegada como lo hicieron sin ningún tipo de planificación y cooperación. Había muchos actores que estaban interesados en su caída y que podrían haber actuado por su cuenta para socavar la presidencia: la policía, los servicios de inteligencia, magnates de los medios de comunicación, la burocracia estatal, el gran jeque de Al Azhar, los empresarios con vínculos con el antiguo régimen … incluso los países del Golfo, que lanzó miles de millones de dólares a Egipto tan pronto como la Hermandad fue. La gran pregunta es si existe algún tipo de coordinación entre ellas, lo que no sería muy difícil ya que la mayoría de ellos están vinculados a través de conexiones personales.

    Habiendo dicho al este, no creo que de Morsi como víctima. Como escribí en un post reciente, fue el principal responsable de su caída. De haber gobernado con un poco de la sabiduría, la conspiración, si alguna vez hubo uno, no habría tenido éxito.

  4. Ricard, como no sé mucho inglés, me he servido del traductor de Google para saber com más precisión de qué trataba el artículo. He de decirte que lo he encontrado interesante, con una visión de conjunto de todo el proceso de los últimos meses que como dices falta saber si es coincidencia o estaba ya todo organizado y planeado por distintos flancos de la sociedad egipcia y ha sido una conspiración. Espero seguir leyendo el bloc y que las cosas mejoren sobretodo para los habitantes del país, que llevan muchos años luchando por la democracia y están en un punto álgido donde puede escapárseles de las manos. Ojalá no sea así.

  5. I reckon it’s an extraordinary article! A really straightforward explanation which nicely summarises the incidents that took place in Egypt prior to the Brotherhood’s downfall. A genuine analysis informed by knowledge on the facts. Actually- I’m not a friend of conspiracies either, but as my post-colonial studies lecturer contends, one ought to take isolated events seriously when they match together to map out new causal mechanisms that might appear awkward in the mind of the majority. Particularly, one must pay attention to them if allegedly (not aware of it though) if the facts have been mentioned in the New York Times. Mabrouk, habebe!

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s