“La Hermandad acabará pactando con el ejército”

Entrevista con Khaled elGindy

Analista de la Brookings Institution

-¿Qué opina de la nueva declaración constitucional? ¿Y del primer ministro?

Creo que es un intento de acelerar el proceso político y de sentar las bases legales de la transición. Cada grupo que ha apoyado el derribo de Mursi, de forma directa o indirecta, ha conseguido algo en la declaración: los salafistas, los militares, tamarrud … Respecto a las nominaciones del primer ministro y de alBaradei, habrá que juzgarlas por su capacidad de crear consensos. A mi no me queda claro cuáles serán sus atribuciones.

-¿Quién ve como el poder más fuerte del nuevo tiempo político?

El ejército, sin duda. Ellos fueron quienes en última instancia forzaron a Mubarak a renunciar. E incluso después de transferir el poder a Mursi, lo han continuado siendo. Es testimonio de ello que haya sido precisamente el general que Mursi nombró como ministro de Defensa el que lo ha derrocado.

-¿Considera creíble el plazo de transición de seis meses?

No, dudo que se cumplan los plazos. La primera transición, tras la revolución, también hablaba de un plazo de seis meses, y las elecciones presidenciales se acabaron celebrando un año y medio después. Y eso era en unas condiciones ideales, sin la polarización y la violencia con la que nace el nuevo régimen ahora. El presidente ni tan siquiera ha sido capaz de nombrar al primer ministro que quería, alBaredei, imagínese qué sucederá cuándo se traten temas más espinosos como la Constitución o la fijación de una fecha electoral.

-¿Conseguirán los Hermanos Musulmanes descarrilar la transición?

Creo que lo intentarán, pero no estoy seguro de que puedan. Ahora son bastante impopulares entre la población, y deberán ser muy disciplinados para continuar protestando pero sin recurrir a la violencia, porque eso aún dañaría más su popularidad. Aunque yo no soy de los que predice una guerra civil. Más bien pienso que, tarde o temprano, la Hermandad llegará a un acuerdo con las autoridades, aunque no puedo predecir cuáles serán los términos.

-¿Fue una buena idea dar el golpe?

Habíamos llegado a una situación bastante insostenible, y ninguna solución era ideal. Había que escoger entre un caos y otro. Lo mejor hubiera sido que Mursi hubiera renunciado. No hacerlo fue su último acto de irresponsabilidad.

Articulo publicado el 10-07-2013 en La Tercera

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s