“Las protestas pueden significar el fin de la hegemonía de Erdogan”

IMG_0008

 Omer Taspinar combina su labor como director del programa sobre Turquía en el think tank Brookings, de Washington, con la docencia en varias universidades de prestigio. Además, colabora a menudo con diversos medios de comunicación internacionales como las cadenas BBC y CNN, así como el periódico turco Today’s Zaman. La Tercera ha conversado con él sobre las manifestaciones que han tenido lugar durante los últimos días por toda la geografía turca.

-¿Cuáles son las raíces de las multitudinarias protestas de los últimos días?

En su inicio era una protesta ambientalista, pero después de la brutalidad con la que se empleó la policía para reprimir a los manifestantes, las demandas se han ampliado. Ahora mismo, las protestas tienen cocktail de motivaciones, pero quizás la más poderosa es los tics autoritarios del primer ministro Erdogan. El malestar tiene razones: la falta de trabajo de la juventud, las medidas restrictivas al consumo de alcohol para islamizar el país, las desigualdades entre ricos y pobres, etc.

-¿Cómo valora la reacción de las autoridades, y sobre todo de Erdogan?

Sin duda, echó más leña al fuego. Erdogan tiene una personalidad muy fuerte, arrogante. No suele reconocer errores ni ceder. Algunos líderes de su partido AKP, como el presidente Gul, han reaccionado mejor, con una postura más conciliatoria. Erdogan debería darse cuenta que su forma de gobernar el país es demasiado polarizadora, y eso no es bueno para el país y tampoco para su partido. Hay un 25% de gente que le odia, otro 25% que lo adora, y una mayoría que lo ha votado por su política económica. Este sector se puede estar replanteando su filiación partidista.

-¿Considera que estas protestas tendrán un impacto en las próximas elecciones?

Sí, este puede ser el principio del fin de la hegemonía del AKP, que ha venció las últimas elecciones con más del 60% de los diputados. Este es un punto de inflexión. Ahora bien, creo que si hubiera elecciones mañana, el AKP las volvería a ganar, pero su margen seria sensiblemente menor. La verdad es que una alternativa creíble para buena parte de la población. Los manifestantes no creen que la oposición les represente.

-Se ha comparado el movimiento de rebelión a la primavera árabe. ¿Está de acuerdo?

No del todo. No hay que perder de vista que Erdogan fue elegido democráticamente. Muchos en la región y en EEUU se preguntaban si el AKP podía ser un referente para los países de la Primavera Árabe. Ahora mismo, su modelo está seriamente cuestionado. Erdogan tiene una visión de la democracia simple, mecánica. por la que el vencedor en las urnas no tiene porqué respetar a las minorías ni los derechos individuales. Es una democracia iliberal. Se ha reemplazado un autoritarismo militar por uno de civil.

-¿Es usted optimista respecto al proceso de paz con los kurdos del PKK?

Pues ahora lo soy menos. La oposición es ultranacionalista y se opone a otorgar autonomía y derecho culturales a los kurdos. En este sentido, el AKP es el partido más abierto. En la medida en la que se debilite Erdogan, será más difícil que haga las concesiones necesarias para conducir el proceso de paz a buen puerto.

Artículo publicado en La Tercera el 04-06-2013

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s