Judios en Egipto, documental sobre el final de una estirpe

Después de numerosas vicisitudes, se pudo estrenar en las salas de cine egipcias el documental Jews of Egypt (“Judíos de Egipto”), un proyecto inédito que cuenta la historia de la última generación de judíos que vivió en el país árabe. Durante varias semanas, el centro de Seguridad Nacional, los servicios de inteligencia interna, secuestraron el filme. Sin embargo, presionadas por el escándalo que desató su censura, las autoridades se vieron finalmente forzadas a autorizar el estreno del documental.

“La obra es un intento de entender el cambio de identidad en la sociedad egipcia, que ha pasado de ser una sociedad muy tolerante a una que rechaza al otro, en buena parte, a causa de la mezcla de la religión y la política”, explica el director Amir Ramsis, que lidera un equipo con el objetivo de realizar una serie de documentales sobre las minorías en Egipto.

“Quisimos empezar por los judíos porque es el tema más controvertido”, añade Mustafá Youssef, encargado de llevar a cabo la documentación e investigación. “Este proyecto nació en 2009, cuando había un racismo institucional, pues el gobierno tenía su monopolio. Ahora, tras la revolución, con el ascenso de algunos grupos fundamentalistas podemos decir que el racismo se ha democratizado”, se lamenta.

Si bien algunas familias judías llegaron a Egipto a principios del siglo XX huyendo de los progroms de Europa del Este, la mayor parte de la comunidad hebrea llevaba siglos viviendo en el valle del Nilo. No sólo se consideraban plenamente integrados en la sociedad egipcia, sino que participaron activamente en la lucha por la independencia del país, y la mayoría rechazó sumarse al proyecto sionista.

Los judíos egipcios realizaron importantes contribuciones en los ámbitos de la cultura, la economía o la política. Entre sus figuras más destacadas, Togo Mezrahi, uno de los primeros grandes directores de cine egipcios, la actriz Layla Murad, y el compositor Dawud Hosni. En el ámbito político, desempeñaron un rol importante en los partidos de izquierda.

“De niño, en la escuela, la religión de cada uno era algo irrelevante. No sabíamos, ni nos importaba qué religión profesaban nuestros compañeros”, explica en el documental Albert Sarri, un veterano militante comunista y uno de los pocos judíos que pudo permanecer en Egipto por haberse convertido al Islam al casarse con su esposa. Tras la guerra contra Israel de 1948, la comunidad judía pasó a convertirse en sospechosa de albergar espías, y muchos de sus miembros decidieron abandonar el país, mientras otros fueron expulsados por la fuerza. Actualmente, la comunidad hebrea de El Cairo apenas cuenta con una veitena de personas.

Artículo publicado en El PAIS el día 2-04-2013

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s