Chipre, dividida y al borde de la bancarrota

IMG_4284

Nicosia.-”La última capital dividida”, reza una pancarta situada sobre el único puesto fronterizo de la ciudad de Nicosia que permite cruzar de una parte a la otra de la isla mediterránea. Partida tras la invasión turca de 1974 de la zona norte, la reunificación ha sido la gran obsesión de los grecochipriotas durante las últimas cuatro décadas. Sin embargo, durante los últimos meses los ciudadanos de la República de Chipre, integrada en la UE el 2004, tienen otra preocupación: una grave crisis financiera.

“En las últimas elecciones, por primera vez, la cuestión de la unificación no fue el tema central de la campaña”, cuenta Tefkros, un empresario de mediana edad, en referencia a las elecciones de febrero que encumbraron en la presidencia a Nikos Anastasiadis. El líder conservador está fuertemente cuestionado por los grecochipriotas, que no han encontrado ningún líder con un carisma comparable al Makarios III.

El arzobispo fue el primer presidente electo tras conseguir la independencia de los ingleses, en 1960. No obstante, en 1973, un golpe militar de un grupo de oficiales panhelénicos favorables a la unión con Grecia lo depuso, provocando la invasión turca y posterior partición de la isla.

Lejos queda aquella tensión, que desembocó en unos trasvases de población de más de 200,000 personas. Hoy los ciudadanos de ambos lados pueden cruzar la “línea verde” sin restricciones para realizar compras, e incluso trabajar. A principios de la pasada década, hubo grandes esperanzas de conseguir la reunificación, con la mediación de la ONU. Su secretario general, Kofi Annan, llegó a presentar un plan que fue sometido a referéndum. Los turcochipriotas lo aprobaron, pero los grecochipriotas no.

“Los griegos votaron en contra porque no quieren compartir su prosperidad”, dijo a La Tercera Ozkan Yorgancioglu, líder del mayor partido opositor del norte, haciendo referencia al mayor nivel de vida existente en el sur. Sin embargo, los grecochipriotas ofrecen otros motivos. “El plan creaba dos enclaves semi-independientes, no un país. Claro que queremos la unión, pero no a cualquier precio”, explica Miguelis, un músico grecochipriota. Sólo Turquía reconoce como Estado independiente la zona norte, ocupada ilegalmente según la ONU.

En muy poco tiempo, Chipre ha pasado de ser en el imaginario europeo sinónimo de playas al último “país enfermo”. A pesar de que cuenta sólo con 1,1 millón de habitantes y su PIB representa sólo el 0,2% de la UE, su crisis está haciendo tambalear a toda la zona euro. Y es que el estado de ánimo de los mercados es tan fragil, que un posible colapso económico de la isla podría desatar una ola de pánico que arrastrara a países como España e Italia.

Al igual que España, el origen de sus problemas es un crecimiento tan acelerado como insano. Su industria tradicional ha sido desde hace décadas el turismo de playa a un precio económico. Por ejemplo, aqui vienen cada año centenares de parejas israelies. Sin embargo, en la última década un nuevo sector revolucionó la economía local: el financiero.

Atraídos por unas condiciones similares a las de un paraíso fiscal -las empresas tributan sólo un 10% de sus beneficios-, miles de extranjeros abrieron cuentas en los bancos chipriotas. Hoy representan cerca de un 40% de los depósitos bancarios del país. Los más numerosos son los “inversores rusos”, muchos de los cuales han convertido Chipre en una especie de lavadora de dinero negro. Se calcula que los activos rusos ascienden a cerca de 30.000 millones de euros. Tan importante es la presencia rusa en la isla, que su segunda ciudad más populosa, Limassol, ha sido rebautizada irónicamente como “Limagrad”.

Esta renovada liquidez, provocó una burbuja inmobiliaria que, al estallar, dejó las arcas públicas vacías. La crisis griega acabó de rematar a la ahora maltrecha banca local. Pero la crisis actual no sólo es financiera, sino que tiene un componente geostratégico debido a las reservas de gas natural que se alojan bajo las aguas territoriales del país. De hecho, los autóctonos creen que algunos países extranjeros han provocado la crisis para quedarse con sus futuras explotaciones de gas.

El desencuentro entre Chipre y la UE ha abierto la puerta a Rusia, que podría ver con buenos ojos la posibilidad de adquirir activos en una país de alto valor geostratégico, y que cuenta con una gran base naval de Gran Bretaña. Rusia es el principal exportador de gas a la UE, lo que le otorga una poderosa herramienta de presión política. Si se hace con las explotaciones de Chipre, Europa se volverá aún más dependiente de Moscú.

Artículo publicado en La Tercera el 22-03-2013

One thought on “Chipre, dividida y al borde de la bancarrota

  1. He ido siguiendo por medio de la radio y la prensa la crisis chipriota y me parece que la maraña que tienen, es muy complicada de deshacer. Espero que a España o a Italia no nos pase lo mismo, aunque estemos en el vagón de cola de la eurozona, pero por ahora los Bancos van operando y nuestros políticos aseguran que ni de lejos se nos puede comparar con Chipre.
    De todas formas, les irá bien reflexionar más seriamente sobre nuestra maltrecha economía y aplicarse el dicho popular “Cuando veas las barbas del vecino quemar, pon las tuyas a remojar” o algo por el estilo, interpretándose como “no bajar la guardia en lo que a la economía de España se refiere”. De entrada un tema muy urgente es crear puestos de trabajo, y a todos los políticos se les llena la boca diciendo que se deben crear, pero no ofrecen ninguna medida o casi ninguna, a los empresarios que puedan intentarlo. Señores políticos trabajen incluso en Semana Santa, y no se concedan ni un minuto de relax, porqué representan a todo un país, viven de nuestros impuestos y sus sueldos si los quieren justificar ha de ser con resultados medibles y concretos, no solamente con palabras ya muy manidas.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s