Lecciones de Euskadi y Galicia

En tiempos de crisis económica y efervescencia social y política, hay que prestar una especial atención a los mensajes que lanzan las urnas. En general, creo que son acertadas las principales lecturas aparecidas en los medios de comunicación el día después de las eleccions gallegas y vascas, a saber: 1) Galicia proporciona un balón de oxígeno a Rajoy de duración incierta, 2) Se eleva la estatura de Núñez Feijoo, pasando de autónomica a estatal, 3) Se confirma que el apoyo a la izquierda abertzale se multiplica en ausencia de violencia, 4) El PNV de Urkullu optará por pactos de geometría variable, pero preferentemente con el PSE.

Dicho esto me gustaría detenerme en dos asuntos de mayor enjundia:

  1. El descalabro del PSOE: Sus razones son variadas, pues existe un componente estatal, común a toda la geografía española, y otro específico para Galicia y Euskadi. El PSOE continúa en caída libre, pagando en mayor medida que el PP la crisis económica. Al ser el máximo defensor del Estado del Bienestar, su mutilación pasa una mayor factura al PSOE que a la derecha. El PSOE de Rubalcaba tiene un problema de liderazgo, de proyecto, y de mensaje, lo que beneficia a los partidos que se encuentran a su izquierda. Y de ahí la entrada con fuerza de la coalición izquierdista de Beiras, o el repunte de IU en todas las encuestas sobre elecciones generales.Además, en Galicia el partido ha sufrido de divisiones internas y casos de corrupción, un cocktail mortal antes de unas elecciones. El caso de Euskadi es diferente, pues al menos tiene un liderazgo fuerte en Patxi López. Bajo mi punto de vista, el PSE ha pagado la pérdida de la centralidad política que supsuso su pacto de legislatura con el PP. El partido de Rajoy provoca urticaria a una buena parte de la sociedad vasca, y no sólo a los nacionalistas. Tras las elecciones del 2009, una mayoría de electores del PSE apostaba por un pacto con el PNV. López, en cambio, escogió el PP como pareja de baile. No entraré a discutir si aquella decisión fue la apropiada. Me limito a constatar que el PSE no ha sido capaz durante estos tres años de convencer a su parroquia de un pacto visto como anti-natura. Seguramente, la crisis también le pasado factura, pero en menor medida, pues no ha tenido que hacer amplios recortes sociales, ni se ha disparado el paro como en España.
  2. La importancia de la ley de Hondt: Los titulares son claros en Galicia, y apuntan a una “consolidación” o “ampliación” de la mayoría absoluta de Núñez Feijoo. Sin embargo, la letra pequeña ofrece un mensaje contradictorio: el PP ha perdido 135.000 votos respecto al 2009, e incluso ha caido casi un punto en porcentaje de voto, pasando del 46,6% al 45,7%. El aumento de la abstención en 7 puntos ayuda a explicar esta contradicción, pero solo en parte. Hace falta recurrir a la ley de Hondt, la fórmula matemática para distribuir los escaños, para explicar lo sucedido.La ley de Hondt beneficia a los grandes partidos. Por lo tanto, al perder el PsdG esta condición para pasar a convertirse en un partido pequeño, el PP pudo aumentar el número de sus escaños aún perdiendo cuota electoral. Digámoslo de otra manera: la fragmentación de la oposición, favorece al partido del gobierno la hora de hacer la traslación a escaños.

    Lectura catalana

    Esta última lección puede tener una importante aplicación a Catalunya, pues la situación es parecida a la de Galicia. Lo que está en juego en las elecciones catalanas no es quien será el próximo presidente de la Generalitat -sabemos que continuará siendo Artur Mas-, sino si CIU conseguirá la mayoría absoluta. En teoría, Mas debería arañar unos cuantos puntos porcentuales a sus adversarios para alcanzar este objetivo. Ahora bien, si el PSC sufre un descalabro en favor de IC y ERC, y los pequeños partidos como SI o las CUP se quedan fuera del Parlamento, Mas podría obtener la mayoría absoluta con un ligerísimo aumento de apoyo electoral.

    El president se jugará su suerte el día 21, con un inesperado debate a tres con Pere Navarro y Alicia Sánchez-Camacho. La aceptación por parte de Mas de la propuesta de Navarro significa que, o los números de CIU no son tan favorables como sugieren la mayoría de analistas, o bien sus asesores tienen una gran confianza en que el candidato convergente derrotará a sus adversarios en el plató. Es una ley de oro del marketing electoral que una campaña que parte con ventaja no debe ofrecer ninguna opción al adversario para recortar terreno a través de un debate. ¿Debilidades ocultas o audacia de Mas? Sea como fuere, lo que no resuelva su el debate, lo podría determinar el amigo Hondt, como en Galicia.

One thought on “Lecciones de Euskadi y Galicia

  1. Pues sí, sí, comparto la opinión del periodista porque el debate a tres será más difícil que el de David y Goliat, ya que hay un tercer partido en el campo de batalla, dicho de manera no real sino imaginaria. Esperemos y veamos como se resuelven los acontecimientos el día 21 y sobretodo en las urnas el día 25, por lo que se refiere a participación y resultados finales.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s