Sinaí, el triángulo negro de Egipto

La península del Sinaí, con sus 60.000 Km2 de forma triangular y cerca de medio millón de habitantes, constituye un verdadero quebradero de cabeza para las autoridades egipcias. No pasa una semana sin ser el escenario de algún conflicto o acción violenta: el secuestro de turistas, el bloqueo de las carreteras, o la explosión del gaseoducto que une al país con Israel. Y es que, desde la caída de la férrea dictadura de Hosni Mubarak, el Sinaí se ha convertido en un peligroso territorio sin ley.

Habitada mayoritariamente por beduinos, las indomables tribus nómadas del desierto, la península siempre ha tenido una relación complicada con los centros de poder que la han pretendido dominar a causa de su posición geoestratégica. No en vano, es el nexo de unión entre el Mar Mediterráneo, África, y Asia.

Esta relación se complicó con la la llegada a Oriente Medio de la tradición estatal europea, y sobre todo, la imposición de nuevas fronteras a su alrededor a mediados del siglo XX. Muchas tribus quedaron divididas por estos confines, y el comercio, su principal actividad económica junto a la trashumancia, se convirtió de repente en “contrabando”, minando el estilo de vida beduino.

Para poder controlar mejor el territorio, en disputa con Israel durante décadas, el Estado egipcio promovió el asentamiento de los beduinos, algo que chocaba con su libertaria mentalidad ancestral. Sin embargo, no proporcionó a estas comunidades nuevas oportunidades de sustento, generando un gran resentimiento, la verdadera fuente de la inestabilidad que vive hoy la península.

Los habitantes del Sinaí apenas se han beneficiado del desarrollo de vastos complejos turísticos en la orilla del Mar Rojo durante la última década, o del paso bajo su tierra del valioso gas natural. Por ello, se sienten marginados e ignorados por El Cairo, y una de sus formas de reclamar su atención es a través del secuestro de extranjeros, o del bloqueo de las carreteras. Habitualmente, este tipo de acciones se resuelve de forma rápida y sin violencia tras una negociación con el Gobierno. Por ejemplo, así se solucionó el secuestro de dos turistas de EEUU y de 25 trabajadores chinos el mes pasado. De hecho, las turistas estadounidenses llegaron a elogiar la hospitalidad de sus captores tras su liberación.

El abandono estatal también ha estimulado la proliferación del contrabando de armas, drogas, e inmigrantes que se dirigen hacia eldorado israelí a través del desierto. Estas actividades, facilitadas por la condición de territorio desmilitarizado del Sinaí según los acuerdos de paz entre Israel y Egipto, se han visto más potenciadas por la reducción de los efectivos policiales tras la renuncia de Mubarak.

Para completar el azaroso panorama securitario en la península, durante los últimos años, las ideas yihadistas calaron entre algunos grupos de jóvenes alienados. Entre los años 2004 y 2006 se produjeron varios atentados con explosivos en complejos turísticos que se saldaron con la muerte de unas 150 personas, y que fueron reivindicados por una presunta rama de Al Qaeda en el Sinaí.

Precisamente, la liberación de algunos de los condenados por su conexión con estos atentados podría estar detrás del asedio de la base de la ONU en el Sinaí, en la que están desplegados cascos azules de nacionalidades diversas, sobre todo Uruguay y Colombia.

Según fuentes oficiales, la acción ha sido realizada por parte de familiares de beduinos que cumplen condenas en las cárceles egipcias, pero no se ha precisado su identidad.

One thought on “Sinaí, el triángulo negro de Egipto

  1. ¿Pero que se creen los egipcios?, promueven el asentamiento de los beduínos para frenar la hostilidad que tienen con Israel y después no les hace ni caso… ¿Piensan que vivirán del aire?… Es indignante que se aprovechen de gente sencilla para sus fines políticos y económicos y les dejen en la estacada. No me extraña que los beduínos estén rebeldes y resentidos. A ver si el nuevo gobierno egipcio se preocupa por ellos, porqué sinó puede estallar otra ola de violencia en la península del Sinaí.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s