Nothing new or good in Damascus

The title of one of Shakespeare’s plays, Much Ado About Nothing, describes very well the essence of Bashar al-Assad’s speech today. There was no need to spend 100 minutes -that seemed rather 1.000- just to repeat the same speech already done three times since the start of the revolts.

Al-Assad used again a defiant tone. He did not acknowledge any legitimacy in the opposition demands. He promised to “hit the terrorists with an iron fist“, and resorted to one of the most classical tactics in the region: to blame mysterious foreign conspiracies.

The Syrian “raïs” also made some vague pledges of political reforms: a Constitutional referendum, multiparty elections and an inclusive government with “all political forces”. Not so different from previous speeches.  Since he took power more than a decade ago, he has delivered he has engaged often in this king of “nice talk”, never followed by any real action. 

Bashar is either delusional or he thinks that the international community is stupid. His promises of reform have no credibility whatsoever. If he was sincere in his offer, he would to stop the repression. It is an easy gesture of good will. But he has been unable to show any mercy in the last ten years and ten months.

The only news about the speech is that al-Assad digs in. Unfortunately, it looks like Syria will continue to descend into a long and bloody civil war.

2 thoughts on “Nothing new or good in Damascus

  1. Traducción : (De Google y EL MUNDO) Nada nuevo ni bueno en Damasco

    El título de una de las obras de Shakespeare,”Mucho ruido y pocas nueces”, describe muy bien la esencia del discurso de hoy de Bashar al-Assad. No había necesidad de gastar 100 minutos, que parecíó más bien 1.000, sólo para repetir el mismo discurso ya hecho en tres ocasiones desde el inicio de las revueltas.

    Al-Assad vuelve a utilizar un tono desafiante. No reconoce ninguna legitimidad a las demandas de la oposición. Prometió “golpear a los terroristas con puño de hierro”, y recurrió a una de las tácticas más clásicas de la región: una culpa misteriosa de conspiraciones extranjeras.

    El rais sirio “ también hizo algunas promesas vagas de reformas políticas: un referéndum constitucional, elecciones multipartidistas y un gobierno global, con todas las fuerzas políticas”. No es tan diferente de los discursos anteriores. Desde que asumió el poder hace más de una década, no ha contado “ de una conversación agradable”, nunca seguido por una verdadera acción

    Bashar es ilusorio o piensa que la comunidad internacional es una estúpida. Sus promesas de reforma no tienen credibilidad alguna, pues si hubiera sido sincero en su oferta, hubiera detenido la represión. Es un gesto fácil de buena voluntad, pero ha sido incapaz de mostrar ninguna piedad en los últimos diez años y diez meses.

    La única noticia sobre el discurso es que al-Assad entierra. Lamentablemente parece que Siria continuará yendo hacia una guerra civil larga y sangrienta.

  2. Yo me pregunto, ¿no hay nadie entre sus correligionarios que le hagan ver que la situación está tan mal que pueden precipitarse hacia una guerra?. Da pena que “el poder” atrape tanto a la persona. Ésto se ve en los países árabes, sobretodo en las dictaduras que han tenido, pero también en algunos países europeos… Los políticos tienen la lección mal aprendida desde el parvulario. En vez de servir al pueblo, se hacen señores del pueblo y a éste le hacen su servidor. ¡Qué pena, y más si se desencadena una guerra!

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s