“El régimen sirio instiga el odio sectario para provocar una guerra civil”

Entrevista con Rami Jarrah

Numerosos medios internacionales, entre ellos la BBC y la Cadena Ser, pudieron informar sobre lo que sucedía dentro de Siria durante los primeros meses de su revuelta gracias a Rami Jarrah, un bloggero y activista de 28 años más conocido internacionalmente por su seudónimo, Alexander Page. El Siglo ha podido conversar con él cerca de la Plaza Tahrir, en El Cairo, donde se encuentra exiliado.

Jarrah, que acaba de volver de un viaje a España para entrevistarse con Trinidad Jiménes, está hoy vivo por una corazonada. El bloggero sirio intuyó un día de octubre que algo no andaba bien, y sobornó a un agente corrupto de los servicios de inteligencia para que investigara si habían descubierto su identidad verdadera. Tres horas después de recibir la respuesta, ya estaba la frontera. Aquella misma noche, la policía acudió a su casa de Damasco, y la destrozó.

-¿Qué opina de las sanciones que la Liga Àrabe ha impuesto a Siria?

Van en la dirección correcta, pero son aún demasiado tímidas y llegan tarde. Los países árabes ya hace tiempo que tendrían que haber actuado de forma contundente, y haber aislado al régimen de Bashar al-Assad a nivel diplomático, retirando sus embajadores. El tipo de sanciones económicas aprobado se harán sentir con el paso del tiempo, y podrían llegar a provocar la caída del régimen de aquí unos meses. El problema es que Siria no puede esperar todo este tiempo.

-¿Teme que la violencia pueda escalar a corto plazo?

Sí, claro. La única opción que le queda al régimen sirio para intentar sobrevivir, al menos a su juicio, es provocar una guerra civil, y en ello están. Han excitado los odios sectarios para asegurarse el apoyo de algunas minorías, como la alauita, a la que pertenece la familia Assad, y la cristiana. El régimen propaga la idea de que si triunfa la revolución, los islamistas realizarán una masacre entre las minorías religiosas. Por su composición interna, si el país cae en una guerra habrá una verdadera carnicería en la que podrían morir hasta medio millón de personas.

-¿Qué medios utiliza el régimen para instigar la guerra civil?

Utiliza los medios de comunicación internos para definir lo que está sucediendo en el país bajo un determinado prisma. Además, por ejemplo, está alentando las matanzas en ciudades mixtas, como Homs, donde hay tanto sunnitas como alauitas, una rama del chiísmo. Esto explica, por ejemplo, que el precio de un kalashnikov en Damasco multiplique el de Homs.

-¿Hay realmente el peligro del ascenso de un régimen islamista radical en Siria?

Creo que no por una sencilla razón: la interpretación del Islam en Siria es más moderada que en muchos de los países de Oriente Medio, como aquí en Egipto. Ahora bien, sí es cierto que ha habido un incremento en la religiosidad de la población en los últimos años. Pero gran el peligro para la seguridad de las minorías no es de tipo ideológico, sino las venganzas que generaría una guerra civil. Si continúa la matanza de las fuerzas de seguridad, y estas son mayoritariamente alauitas, esta comunidad, que representa un 15% de la población, puede sufrir duras represalias durante y después de una guerra civil.

-¿Estaría a favor de una intervención extranjera?

Personalmente, sí, pero este es un asunto que divide a la oposición siria, pues muchos son nacionalistas, y no quieren ni oír hablar de la posibilidad de que EEUU se involucre en Siria. Cuando hablo de intervención, no estoy pidiendo una invasión, sino más bien que se cree una zona segura dentro de Siria, preferiblemente cerca de la frontera turca. Ello permitiría que mucha gente se pudiera refugiar allí, sobre todo los familiares de los soldados que desertan. Este es un aspecto clave para minar la capacidad de supervivencia del régimen: muchos soldados no han roto filas por el miedo de lo que les pueda pasar a sus familias.

En todo caso, pienso que, incluso aquellos que no ven con buenos ojos una intervención, deberían pedirla de forma estratégica con el objetivo de conseguir que China y Rusia se sumen al régimen de sanciones, y al aislamiento de Damasco. Estos países sólo presionarán a Damasco si temen que se repita el escenario de Libia.

Publicado en Siglo (18-12-2011)

One thought on ““El régimen sirio instiga el odio sectario para provocar una guerra civil”

  1. Qué valentía la de este personaje, jugándose el pellejo en Damasco para informar de lo que realmente pasaba allí. De la entevista yo me quedo con la respuesta a la última pregunta, pues la encuentro my inteligente, sobretodo cuando habla de una intervención extranjera para que se cree una zona segura dentro de Siria donde algunas personas puedan refugiarse.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s